Logo Estocolmo.se /Askergren Idégrafik
Estocolmo
BREVES
RADIOS
 


Cultura - del color

Reportaje
Psicología del color

El dormitorio

 
Imprima ésta nota Imprime esta nota
Enviar a un amigo Recomienda esta nota
Aumentar tamaño Aumentar Tamaño
Reducir tamaño Disminuir Tamaño
   
El color ejerce un efectro asombroso sobre la percepción, los sentimientos e incluso en la interacción con otras personas. Diferentes colores evocan distintos recuerdos y diferentes ideas. En el dormitorio, el lugar donde se supone que debemos estar más tranquilos, es importante planear la gama de colores para incrementar el confort al máximo.

En el Feng-Shui, cada color se relaciona con un tipo de energía. A fin de escoger el color correcto para cada ambiente, la persona que habita o utiliza más a menudo ese área debe entrar en contacto con su ser interior, y ver qué color le resulta más armonioso para sus sentimientos. En el dormitorio uno trata de alcanzar un nivel máximo de relax. Escogiendo los colores que lo hagan sentir más confortable, sentirá que ha hecho un buen trabajo de decoración.

Los dos colores extremos son el blanco y el negro. El negro atrae mucho la atención y crea un efecto estimulante, pero también hace que una habitación se vea más pequeña, más cerrada, y puede crear una sensación algo siniestra. Usar demasiado negro puede provocar un efecto negativo sobre sus emociones. Mientras que su opuesto polar, el blanco, es aburrido. La mayoría de los cuartos se pintan de blanco y es el color que se usa por norma en todos los hogares. Sin embargo, el blanco es bueno para climas cálidos. Refleja la luz, ayudando a bajar las temperaturas de la casa, y da una sensación de frescor.

Los tonos de la tierra son suaves y darán la sensación de un dormitorio ordenado y cercano a la naturaleza. Estos colores incluyen marrones, naranjas y amarillos. El amarillo, sin embargo, suele resultar extremo e irritante, y cuando se lo rebaja de tono, se ve pálido y desagradable. El naranja es un color que se relaciona con la comida, y puede tentarnos a desear un bocadillo a medianoche.

Los azules y los verdes evocan serenidad y paz. Son colores asociados a la naturaleza y los océanos. Usar profusamente estos colores en la decoración de la casa ayudará a calmar las emociones de sus habitantes. El rosa es aún más calmante, y a muchas personas les resulta imposible comportarse con agresividad cuando están rodeados por este color.

Recuerde: la decoración del dormitorio debe sugerir calma y relax. Escogiendo los colores de pintura y accesorios con cuidado, usted puede manejar sutiles efectos en su mente y las de los otros miembros de una familia.

Ideas prácticas y divertidas para un dormitorio infantil

Veamos aquellos elementos que son imprescindibles

En toda habitación infantil hay algunos elementos que nunca deben faltar: el cambiador, que puede incluir o no bañera; la cuna, que será utilizada hasta los dos años aproximadamente, luego el bebé pasará a dormir en la cama que ya tendremos lista, y un parque infantil, además de juguetes con los que el pequeño pueda desarrollar su imaginación.

El suelo debe ser antirresbalante y de algún material fácil de limpiar. Es recomendable que la habitación esté bien ventilada y fresca, pero al mismo tiempo hay que evitar las corrientes de aire.

Algunos consejos prácticos.- A la hora de seleccionar las tonalidades de la habitación, los muebles en colores claros, como el blanco o el crudo, son los que crean un mejor efecto visual. Lo adecuado es combinar muebles en estos tonos con paredes pintadas en rosa, verde o azul o empapeladas con dibujos de motivos infantiles. Los muebles son más caros que lo que nos puede suponer pintar una habitación de nuevo y, por ello, es mejor dar rienda suelta a los imprescindibles motivos pueriles en las paredes del dormitorio o en los accesorios.

El techo es muy importante en la vida de un bebé, ya que pasa todo el día tumbado boca arriba. Poner unas estrellitas, nubes, una divertida lámpara o pintarlo de un color diferente al resto de la habitación, logrará estimularle y divertirle.

El bebé, una vez ya ha empezado a dar sus primeros pasos, siente curiosidad por todo. Existen algunos elementos en el mobiliario de un dormitorio con los que se puede dañar, como puertas y cajones. Por ello es recomendable que los tiradores lleven algún tipo de seguridad. También los baúles de juegos pueden suponer un problema, ya que se pueden pillar los dedos con la tapa.

Cuando el pequeño empiece a utilizar la cama tendrá dificultades al principio para poder subirse a ella. Si ponemos en la cama de la habitación un colchón duro y firme, el pequeño podrá apoyarse mejor y subir y bajar a su antojo. Por último, resaltar que las sillas suelen ser uno de los blancos preferidos de los garabatos infantiles y, por ello, si existe una en la habitación, es mejor forrarla de una tela fácil de limpiar.



La cocina

La cocina debe ser un ambiente amigable. Se trata de un sitio donde se degustan sabores, se reúnen los miembros del hogar o se bebe un trago al final de la jornada. Es un cuarto para la familia. Usted puede promover estos sentimientos mediante una acertada elección de los colores con que decorará su cocina.

A continuación le brindamos algunas sugerencias, pero, por supuesto, la decisión final es suya.

El color que más se relaciona con la comida es el naranja. Éste tiende a despertar el apetito, y puede ser un color excelente para usar estratégicamente en la decoración de una cocina. Siempre que usted no esté a dieta.

El azul es el opuesto al naranja: reprime el apetito y elimina el hambre. Por éso tal vez le interese en este caso usar profusamente el naranja y limitar el azul.

Se debe evitar el negro como color principal dentro de la cocina, pues absorbe el calor y hará que esta estancia, de por sí calurosa, resulte insoportable. La excepción es usarlo junto con blanco, ya que éste equilibrará el efecto y reflejará el calor en cierta medida.

Por lo general, es mejor usar tonos de la tierra en las cocinas. Los tonos como tostados y marrones crearán una sensación de intimidad y conexión con la naturaleza. Estas sensaciones harán de su cocina un lugar maravilloso donde se sentirá a salvo para crear. Las tonalidades de la tierra también disimulan las manchas, ya que se asemejan a los colores de los alimentos.

Evite los rojos en habitaciones que son de por sí calurosas. El rojo es un color extremo y es mejor dejarlo para la sala de estar. Produce una sensación de calor y puede irritar la vista.

+ sobre el tema
Psicología del color
Lenguaje de las flores
Color en la decoración
El dormitorio

 


Contacto: redaccion@estocolmo.se
© Copyright Estocolmo.se 2003, - Editor Responsable: ADFLA-DIG
Las opiniones contenidas en este sitio son de la exclusiva responsabilidad de sus autores.
Webbmaster