Estocolmo.se
Trilogia de amor-I Parte


Suecia | Crónicas urbanas
Publicada:2011-12-17
Por Alejandro Fischer Alquinta*

Ante mis ojos de elefante.
Algunos días atrás, vi una película de amor, algo no común en mí.
Yo tengo el síndrome de John Wayne; tienen que morir mínimo, unos veinte, a balaso limpio, a sablazos, peñascazos o a mordiscos...sino es fome.




En “la de amor”, el jovencito, había muerto de cáncer y le había dejado a la jovencita, su esposa, unas cartas escritas, que ella iba a recibir, en ciertos tiempos de su tristeza. Una de esas cartas decía:

“Yo quiero que veas la vida, con los mismos ojos, que yo a ti, te he mirado ”.
“Puta que bonito”

Yo también voy a pedir un deseo “a lo Aladino”...
En tres lunes, en tres martes les contaré una nacencia y su desarrollo en la vida.

Pero en vez de frotar una lampara, frotaré mi alma, mis vivencias, creencias, mis conocimientos. Saldrá un genio y le pediré , al igual, que “el jovencito”, por lo menos, que sea por un ratito, que Ustedes, vean, sientan y escuchen, lo que les voy a contar con mis ojos de elefante.

No podemos hablar de la Independencia de Chile, sin hablar de O`higgins, no podemos hablar de rebeldías sin decir Manuel o José Miguel.

En mi Organización es lo mismo, tenemos que nombrar a Recabarren, Lafferte, Julieta, Marta, Gladys o a Corvalán; por nombrar algunos.

En este caso, en estos escritos, voy a mencionar, a sentir, a aquellos que hicieron posible, que estos dirigentes inmortales, hayan cumplido su tarea revolucionaria, que les encomendó el partido y sus Congresos.

Es decir; al militante que entendió, de que se trataba, quizás no comprendió todos los fenómenos y contradicciones y espero paciente una explicación, pero fue a “todas las paradas”, leal, humilde, combativo,solidario y muy, muy“derecho”.

Este militante vive, mucho más antes de 1912; muchas veces, no recibió ninguna explicación a sus interrogantes, porque fue muerto en alguna represión y se convirtió, solamente en una cifra de una estadistica cualquiera.

Estoy escribiendo por y para ellos.

Para ellos?

¡! Sí!! Mientras exista el Partido de Recabarren, de Volodia, de Teillier, ellos seguirán entre nosotros, en el alma y en lo carnal.

Me costo harto tiempo entender la cuestión de los Obreros. Fue como andar por la vida, comiendo uva, sin haber probado el vino. Es como tener anteojeras y morral.

Alejandro Dumas, me puso en guardia, antes que Marx, Lenin y Elias Lafferte, de lo conflictivo de esos tiempos.

Los tres mosqueteros, me enseñaron que la unidad y la lealtad hace la fuerza y las alegrías. Pero hay que saber a quien sirves y defiendes.

El Conde de Montecristo me enseño, que la libertad y la inocencia, puede ser vasallada, pisoteada y ultrajada......pero la libertad, es inmortal; es hermana de la esperanza...

“El Oso peluche de los Obreros”.

Pero en mis tiempos de niño, tenia ojos de niño y no conocía a ningún obrero, recuerdo sí, a un señor que le decían “Don Santa”.

En las vacaciones de verano, nos íbamos a Copiapó, a la quinta de mi abuela, aparte de una familia que hacia de “medieros”; venia, todos los días; “Don Santa.
Un hombre bajito, de bigotes y una figura humilde que infundía, al menos para mí, ternura y respeto.
Se escuchaba, Don Santa para acá y don Santa para allá. Lo tenían “pà la palanca” .

Al final de la tarde, mi abuela, le daba una bolsa, ojalá, digo ahora, que haya sido dinero y otras cosas de valor, y no higos, que me dio a mí, en una oportunidad, necesitando amor y calzoncillos.
Un día, se acerco un comprador de damascos y naranjas; yo estaba con Don Santa, aprendiendo de él, el milagro del azahar. El comprador de damascos, le dijo a Don Santa..”Camarada, mañana en el local, a las seis”
Le decían “Don Santa”, por no decirle Santander o sencillamente José.
Para confundirlo; y se fuera a su casa, con una sonrisa satisfecha, sin contrato “ni familiar”, menos sueldo fijo.

Mi madre murió temprano y mi padre ocupó para siempre su lugar.
Como madre, le fue como las “huifas”.
Pero dio todo lo que tenia, incluso, aquello que le robo su esposa y no se lo devolvió nunca.
Pero él, lo inventaba.
En las noches, para hacernos dormir, se transformaba en un gigante contando historias:

“Romualdo, el Delator, La Bandera, Juan Godoy, Manuel Rodríguez, María Elena, La mina Vieja, La pela te viene a buscar, El Pez que le entraba agua a los ojos, Las oficinas, el teatro y el salitre, La Juana, Los porotos con Baratas, Caupolicán.”
.
Y no sé cuántos cientos de historias más, que nos dejaban, por lo menos tres días sin dormir.

Pasando los tiempos y viviendo mis propios tiempos, sentí, que sus historias, no eran más, que la vida, de los obreros, explotados , amigos y conocidos de él, sus historias; eran la vida misma del asalariado

No creo que en esos tiempos, haya leído el Manifiesto o recitara algo del Canto General.
Solamente tenia una intuición de clase.
El Fantasma que recorría el mundo, jamas llamo a su puerta...Y si llamo, no le quiso abrir.
Solamente vivio las angustias y las esperanzas de los obreros en las alturas del macizo Andino o de las interminables arenas del salitre.

En Copiapò; existía un matrimonio Frances de apellido Boucheron.
El marido, estaba postrado en cama, muy enfermo. Eran dueños de grandes propiedades en el centro de la ciudad.

Eran amigos de la familia,

Cuando coincidían nuestras vacaciones, con las visitas de ella a la Quinta, ella insistía en que mi padre la acompañara en armónica, “La Marsellesa”...

Debajo del Buganvilla y de las parras, se paraba y empezaba a cantar. A mi padre se le salían los ojos por el esfuerzo. Yo miraba a la vieja flaca y no entendía nada.

Al final de la canción, los dos terminaban llorando. Lloraban por cosas totalmente diferentes.

La Sra.Boucheron, lloraba de nostalgia y mi padre, por la violencia de la canción, que incitaba a la muerte a los obreros, para defender los privilegios de una oligarquía Imperial, utilizando un nacionalismo radical, ciego, de armas y de abuso.

Por ahi, empezo mi “Calvario Colorado”. Por la Marsellesa de la vieja flaca. Un calvario Hermoso, de esperanzas, de una seguridad enorme....que los tiempos del proletariado, tiempos jovenes, vienen llegando....

La “Toma de la Bastilla”; Fue atacada y tomada por desesperados obreros hambrientos, pequeña burguesía decepcionada, eran miles de miles en rebelión, rebelión que se extendió por toda Francia. Creían que había trigo y prisioneros políticos. En verdad, no había ninguna de las dos cosas.
Más bien La Bastilla “era un cacho”.
No cumplía, para la clase gobernante ningún papel; su monstruosa estructura de piedra y ladrillos, representaba nada más ,que a la monarquía, nobleza corrupta y endiosada, absolutista y añeja.

¡! Escondía en sus ruinas, una oligarquía criminal en camino ¡!.

Pero echo andar, la idea de la fuerza y poder que da la unidad en los desposeídos; en la lucha por sus derechos.

La Revolución Francesa, los heroicos “Comuneros de Paris” fueron en lo general, los sepultureros, de una época cruel, infame, necesaria y de alacrán.

Todas las guerras, todas las revoluciones originadas en Europa dieron muerte al feudalismo, una forma de existir, al mismo tiempo, robustecieron las estructuras de opresión, de dirigir, de proteger los privilegios de una nueva oligarquía que venia victoriosa hambrienta de poder.

La burguesía.

El Estado, con sus burocracias y sables con horario completo,había nacido, para defender por los siglos de los siglos. hasta que lleguen los obreros con su dictadura de clase y destruyan piedra tras piedra esa “Bastilla” que se llama Estado...

Miles y miles de obreros, campesinos, habían ayudado a construir su propia muerte.

Para los revolucionarios rusos fue una respirada fresca y sana, un empujón a su camino de victorias.

Antes y a través de la Revolución Francesas, Europa, vivía en una guerra constante.

Guerras de dominio, coloniales de poder y de acomodo.
Pero guerras al fin y que los costos, al igual que todas las guerras y crisis del poderoso, las tiene que pagar el explotado, no solamente con su sangre y muerte, sino también con su trabajo.

Europa, no las tenia todas consigo, mucho tiempo antes, se las había dado de enviados libertarios de la ciudad sagrada. Jerusalén.

Eran los tiempos de las cruzadas. Años de despojos en oriente y en sus propios países también.

Los Europeos se habían acostumbrado a las especies exóticas que venían de oriente por culpa de Jesucristo y de la gula de empresarios, monarquías y noblezas.

Cuando los Turcos , en 1453 se tomaron Constantinopla, es decir, Estambul, se acabaron los productos traídos de oriente.
Había que buscar otros mercados, otros caminos, nuevas rutas.
El mercado tenia hambre y los dueños de la “pilastra mundial” también.

Se empezó a especular que la tierra, no era plana, que aquí que allá...Al final...podría ser una posibilidad; Los reyes Españoles se pusieron...Y navegaron, La pinta, La Niña y la Santa María a rumbo incierto.

Asi llego Colon a América, así llegaron Pizarro, Hernán Cortez, Diego de Almagro, Pedro de Valdivia y miles de miles de aventureros, prisioneros de guerra, asesinos, ladrones, militares y soldados sin guerra, hasta Cristo venia en “la Pará”

Buscaban, a cualquier precio, recursos, para que las Monarquías Europeas pudieran seguir con sus privilegios y conquistas

Antes de la llegada de los “colonialistas imperiales”, los aborígenes de América tenían su propio tiempo de desarrollo.
Civilizaciones maravillosas; pero no menos violentas y agresivas, los Mayas, Aztecas,Incas, que también se comportaban, como señores de la guerra e invadían a sus vecinos, a los Aymarás, Atacameños, Diaguitas, los Changos en la Costa, los Alacalufes en el sur, Los Chonas etc. que más bien se dedicaban a lo que les daba su geografía, es decir, la pesca, la agricultura, alfarería, ganadería, la caza.

Cuando los ladrones europeos llegaron al Sur, Los Incas, tenían a casi todas las otras etnias bajo su mandato y reino.

Menos a los Mapuches.

Estos eran muy complicados, aguerridos y de “mecha muy corta”.

Todas estas formas de vivir, cambiaron.
Buscaron formas y normas a seguir. Todas teniendo un denominador común.
La guerra para dominar y subyugar al otro.

Los territorios invadidos y colonizados, permitió un parimiento de una identidad nueva, a contradicciones, a maduración social y cultural. Fue un proceso lento y sangriento.

Resumiendo: Puedo decir que, sin meterme tanto en la vida de la historia del hombre...Nosotros somos, sin tener arte ni parte, producto del acostumbramiento de los Europeos al consumo de mercaderías traídas de oriente, y de la casualidad que estas cosas se dieron por Las Cruzadas, expediciones que se organizaron para rescatar el sepulcro o lo que sea de Cristo. La ruta comercial sé cerro por culpa de los Turcos, que se tomaron Estambul.

Otras rutas había que buscar. Buscando otras rutas, se encontraron con América.

Los conceptos y las ideas de libertad, de democracia, e igualdad, de República, se dieron por la Revolución Francesa, de liberación, de luchas de clases y de dictadura del proletariado.

Estas ideas se fueron amasando y llegaron a las colonias Españolas en el Sur y por otros Europeos llegados a Chile.
Sobre todo por una nueva población: Los criollos.

La independencia de las colonias inglesas en América del Norte, dieron origen a la primera República en suelo Americano y ayudo a las ideas independentistas de un Chile colonial y dependiente.


Parte II.

Arauco, Guerra de exterminio.

En el mineral de Potrerillos en los años 20,30 ó 40, la vida era dura, pero un lujo, comparada, con la vida, en las salitreras, mas al norte y en el Sur antiguo.
En las alturas andinas, donde el Cóndor se reía, la vida social era contenta.
En las actividades sociales, igual que ahora, se hacían rifas...
Casi siempre, el primer o segundo premio, era un Caupolicán de yeso, de estatura original.
Sus ojos eran iracundos, sus músculos parecían estallar desde brazos y piernas, estaba apoyado a un “palo” doblado, dispuesto a saltar como un puma, como el viento.

Un pirquinero, de los cerros de Pueblo Hundido, hoy Diego de Almagro, se ganó un Caupolicán y lo puso a la entrada de su vivienda.
”Endereza el palo, que viene el Cherufe” le decía cada vez al regreso de las faenas.

El Cherufe, es una especie de “mandinga mapuche”...lo personifica una hoguera, con patas y boca, viene de los volcanes, se comía a los indios, principalmente a las indias jóvenes y vírgenes.
Tonto no era.

Este Cherufe, nos enseña, que nuestros hermanos mapuches, tenían sus creencias y figuras complicadas y justificadas.

A pesar de esas creencias y fantasías, medias espeluznantes, los primeros Indios, que vieron a los invasores con Diego de Almagro a la cabeza, en los años 1530 más o menos, murieron todos de infarto cardíaco.

Los sobrevivientes a esta muerte por pavor, mueren mas tarde infectados por el tifus, la viruela, la sifilis.

El Oriundo no conocia esas enfermedades, su cuerpo de Canelo, no estaba preparado para esa maldición.
Español que estornudaba o tosia; los mapuches que estaban a su alrededor morian como moscas.

Al Sur de América, en el genocidio mas bellaco de la historia, murieron 40 millones de Indigenas.

A uno, en la escuela, le enseñaron, que los Indios mapuches, eran “re” valientes y tenían harta fuerza.

Que los Españoles, nuestros “antepasados”, también eran valientes, poderosos, sabian hablar y escribir, además luchaban a muerte, para tratar de convertir a los infieles, al cristianismo.

En los primeros encuentros, de olfateos. ¿Que habran pensado?
Yo creo que al mapuche, cuando se le paso el miedo, y pudo distinguir bestia y bestia, se murio otra vez, pero de risa, al ver a los blancos metidos en tarros de lata.

El conquistador, se creia Hidalgo Caballero, en la Cruzada de La Sagrada Corona, luchando por Cristo, en territorios de América del Sur.

¡Habia que pacificarlos para luego prepararlos para la primera comunión!!.

En los libros de Historia, salia la foto de Caupolicán, llevando por tres días, un tronco a sus espaldas, para poder así, ser nombrado Toquí.

Lo agarraron y lo sentaron en un tronco puntúo, que le llamaban la “pica”. Chemimare, ser atravezado de esa manera, es de una crueldad infinita.

A Galvarino, otro líder Mapuche, le cortaron las muñecas o los brazos, pero, para quitarle importancia a la infamia de la ocupación, como que, la mutilación no importa; se amarró un cuchillo en cada muño y vamos matando “huincas”.

A Lautaro, lo acorralaron y lo traicionaron sus propios aliados indígenas...Lo pillaron medio curado, dicen, y lo masacraron.
A Pedro de Valdivia, que fundo Santiago, un 12 de febrero de 1541, Conquistador de Chile, representante del Rey, le pegaron un mazazo en la nuca y hasta ahí no más llego.

A otros gobernadores mandados por la Santa Corona Infame, les paso lo mismo.
Esos son los escritos que nos enseñaron más o menos en la Escuela.

Yo recuerdo que cuando chico, en el acto matinal de los días lunes, me disfrazaron de Caupolicán: Un tronco de cartón, un saco de papa, como pantalón o calzoncillo, con mis patas flacas, parecía una Urraca enferma con arestin.

Tenia que pegarme dos vueltas de pared a pared, el edificio de la escuela, era como una U.

Después entraban unos soldados, me agarraban y me sentaban en una silla que tenia una “pica” de papel. Al ver al Indio con sus entrañas destrozadas, la escuela aplaudia.
¡Puta que educativo!
En esos tiempos y ahora también, era de “hombre”, matar indios.
Teníamos el síndrome de John Wayne.

No recuerdo si nos explicaron, para que entendiéramos, lo que significaba andar matándose tres siglos, que para mí, van mucho más de cuatro.

La forma de actuar de los conquistadores, las ansias de poder y de riquezas, de servir a un Rey, a una Reina, a un Cura; sumado a las ansias de libertad, a la testarudez e inocencia del indígena, hizo levantar ciudades, desarrollar un comercio en base al crimen “estatizado”, morir, levantarse otra vez, matar, morir.

Tres siglos en esa pega. En las pausas, le cortaban las cabezas a los indios o soldados prisioneros y lo coronaban en sus lanzas.

Alonso de Ercilla y Zuñiga, poeta Vasco, Llega a Chile, y en 17 meses, que vive en territorio ajeno, escribe La Araucana. Fue testigo del “empalamiento” de Caupolican.

La geografía del Centro y Sur de Chile, les confundia los entendimientos. Eran tierras que prometían... y que a través de la practica de matarse, fueron sembrando, usurpando, cosechando.
Eran tierras fecundas.

El comienzo fue el oro.
Las ciudades se levantaron alrededor de territorios auríferos, Valdivia, Villarrica, La Serena.

Ciudad levantada, ciudad destruida por la guerra.
Chillan, Valdivia, Osorno, eran masacradas, convertidas en cenizas de maderas y huesos.

Pero, nuevamente levantadas.
Uno dice, “nuevamente levantadas”.
El levantar una ciudad, no es cuestión de levantarla, aparte de llorar los muertos, se necesita mucho dinero, había que ser loco y poseer un capital...mano de obra, soldados.

Una ciudad es una ciudad; calles, plazas,edificios que representaban la autoridad; al Imperio, al Rey a Dios.
¡! Harta pega !!...

Para que lleguen indios de pelo chuzo y mecha corta, te quemen la ciudad, te maten y se lleven la mujer.

¡! Años de trabajo a la chuña.!! ..
El Rey, dicta un bando Imperial, “igualito al otro, que también era ladrón”.

Todos los indios mayores de diez años y medio y las mujeres de nueve años y medio, serán esclavos y tratados como tal.

Antes, según ellos y gracias a los curas, como los Jesuitas; los aborígenes del Sur de América, fueron considerados seres humanos, hijos del mismo Dios, con los mismos derechos que otro, ser humano.
Los Invasores, mucho más poderosos en todo sentido, atacaban los campamentos indios y no dejaban alma viviente.
No había perdón...era una guerra de exterminio, de curioso exterminio.

Valdivia en su expedición traían caballos, cerdos, gallinas,piojos,sarna y no sé cuántos, otros animales más...
Traían semillas, especialmente el trigo y la vid.

Hartas cosas que trajeron, se quedaron para siempre...Aparte de españoles, criollos, mestizos, que serian, con otros invitados, los chilenos de hoy.

Se quedo un idioma hermoso, herramienta de opresion.

¿valdran las vocales, las silabas y los acentos, tanta vida violentamente arrebatada?

Ellos, se llevaron , entre otras cosas, la papa, el Maiz, el tomate, la vainilla y el dolor inmenso de un pueblo indigena, casi desvastado.

Sera el mismo hombre , más viejo o más joven, no se dé cual generación, llamado Pedro Aguirre Cerda, presidente de Chile o Pablo Neruda, poeta Comunista, que rescataron, que ironía tiene la vida, a refugiados españoles, republicanos derrotados, hacinados, en casi, campos de concentración, en Francia.

En 1939, Valparaíso jubiloso, recibía al Winnipeg, lleno de proletarios españoles, rescatados de la mano fascista de Franco o de Hitler.

Cuando empezó la estupidez de doblegar al Mapuche de “mecha corta”,un 22 de febrero de 1550 , hasta un Valparaíso, lleno de mestizos chilenos, la mayoría de pelo chuzo o quizás claro ondulado, recibiendo jubilosos, a españoles sobrevivientes de la bestia parda...
Habían pasado 339 años.

¿De adónde salieron esos “saludantes” en Valparaíso?

Del Perú a Concepción, eran hartos años de viaje y la expedición de Valdivia estaba compuesta por soldados, que mas parecían, “caballos de corral de invierno”.

Inés de Suárez, era una viuda aventurera,oportunista y puta, unica mujer española en los comienzos de la conquista, desembarcó en el Cusco, conoció a Valdivia y fueron amantes.

Cuento esto, porque, alguien quizás, por milagro,por racismo; algún descendiente puro, existe y existio......Aunque puro puro, no creo mucho; Los árabes y moros gobernaron la mayor parte de la península Iberica por más de 480 años. Y entre los Arabes habian Califas.

Los oficiales o los que tenían profesión, toda esa inmensa hueste de hambrientos conquistadores, tenían que dar rienda suelta, al lìbido de algún modo.

Modos, con unión legal o no legal dieron origen al Chileno.
Blanco con india, mestizo. mestiza con blanco, castizo

Sin contar con los “Malones y Malucas”.

Que eran tácticas militares de los mapuches o de los españoles o criollos respectivamente, que consistía en ataques sorpresivos, a las ciudades o cuarteles, como también a los campamentos indígenas, para robarles víveres, ganado y sobre todo, mujeres jóvenes.

La continuación de mezclas que se dieron y que se siguieron dando, por la llegada a Chile de otros pueblos, como alemanes, yugoslavos, italianos, el chileno mas clarito se ponía...

El que era más clarito, significaba más fácil, su integración y aceptación al quehacer de la naciente nación en ebullición y funerales; Si era muy de pelo chuzo, no le quedaba mas remedio, que quedarse entre sus más parecidos... El mestizo Alejo, por ejemplo. Líder de los mapuches, en las postrimerías de la guerra, que obligo a los últimos parlamentos y acuerdos entre invasores y resistencia nacional.

Ese es el origen nuestro, los chilenos. Los pumas de América del Sur.

Resumiendo y sintetizando esta guerra de conquista y de exterminio.

Que quería el pueblo Mapuche:

Que los conquistadores y los Criollos les dejaran en paz. No querían ser gobernados por huincas.

Ellos eran y son una nación con sus propias cosas, normas y creencias..

Si tenemos que vivir en conjunto, tenemos que tener los mismos derechos y deberes, partiendo de nuestras propias pertenencias.

Que quería el Conquistador. La gloria, poder, riquezas y disfrutar lo conquistado.

El Español tenia las ideas del renacimiento y de la belleza.
Un romanticismo primitivo y épico.

La Corona, tanta plata no tenia, además todos andaban en guerra o en conspiraciones corruptas que costaban un “ojo de la cara”
Las conquistas se hicieron como empresas privadas; es decir, ráscatelas por tus propios medios.

Los capitanes conquistadores, empeñaron hasta su alma, a las empresas ya habidas de comercio, primitivos banqueros, modernos usureros, originarios de las trasnacionales....

Conquistado los territorios, el gobernador, representante del Rey les daba a sus soldados, y a el mismo, de acuerdo con su rango y profesión, una cantidad de tierras, con todo lo que había adentro.
Es decir, tierra e indios, extraordinaria mano de obra, gratis...

Encomiendas, se llamaba esa forma de pagar y de empezar la conquista, la gloria, las riquezas y la muerte, pero también, el comienzo de una nación nueva.

Esas encomiendas serian en el futuro, los grandes latifundios oligárquicos, que sobrevivieron a la guerra y que fueron la cuna de la oligarquía criolla chilena.

Junto con el desarrollo de esas “encomiendas”, esta también el clero.

La Iglesia Católica, expresada en los Jesuitas, Franciscanos, Dominicos, se la jugaron con todo, para “evangelizar” al pueblo encontrado.

Les fue mas difícil que en otros lados.
El Mapuche es duro, no de cuesco, sino leal a sus creencias.

Yo creo, que de esas “encomiendas”, haciendas y valles, se fueron asentando las empresas, garras de los imperios modernos, para descubrir y explotar la tierra y el mar. Si se quiere producción, hay que tener quien se “pele las manos de callos”...
Y esa población enorme de mestizos, criollos ...mucho mas mestizos que criollos, fueron conformando la mano de obra, que trabajaria por un pedazo de pan, un choclo y una miraa despectiva.

¡!La clase Obrera.!!

III parte.

Mi Clase Obrera.
Vivencias.

Mi familia antigua, es decir, cuando mi padre era niño, usaba unos delantales almidonados, con pinzas; medias hasta las canillas, parecía un vestido, le dejaban crecer el pelo, ondulado y rucio.
Digo esto, porque en la casa Quinta, Copiapó, en la bodega, donde años mas tarde, escucharía, una reunión de dirección del partido Comunista, esta vez, estaba fondeado en el entretecho, lleno de polvo y de olvidos; encontré baúles con cosas de antes, cientos de fotos que me impresionaron y otras me asustaron, revistas, algunas que recuerdo, se llamaban “Para ti”.

La foto de mi padre, la que comenté; parecía una mujercita de cuento alemán, tenia un gran parecido a mi hermano mayor.
Cuando teníamos problemas de identificación y de ser, yo le gritaba y arrancaba: “maricón de la foto” .

Otras fotos eran de mi padre con diferentes personas, estaba joven, muy joven; En una aparecía en una moto hermosa...Indian, se podía leer en el estanque de bencina. En otras, reconocía a personas, todos eran jóvenes, estaba Don Santa, un viejito comunista que lo agarraban para “la palanca”, otro el Paco, yo lo conocí buscando “changas”, para mantener a su familia, viviendo en una choza de totora y caña. Cuando joven, en el tiempo de la foto, lo tenían para que cuidara a mi padre.

Había una foto de Don Pedro.

Para mi un misterio agradable y que nadie, nunca quiso explicarme, esa aureola de secretos que giraba en torno a él. A veces lo pintaban como un demonio, otras como una bendición y para algunos, maldición y miedo.

Muchos se fueron a la tumba sin decir, esta boca es mia.

Y que tiene que ver estos pelambres y “yayas” de familia, con el origen de la clase obrera...Mucho... Fueron los caminos que me llevaron a entender y querer ser obrero, trabajador de la enseñanza ...Seria fácil agarrar un manual del Icarito, o del compañero Ramírez Necochea, de Recabarren y leérselos.

No se trata de eso... Se trata de, como vieron mis ojos de niño, los personajes que hicieron mi entorno, mi geografía, mis tiempos de crecer.

Yo hablo de Gaspar Díaz, como si él, se hubiera sentado, horas y horas, metiéndome en la cabeza, El manifiesto, “Na que ver”.

Venia a la “tienda” los días jueves, a buscar El Siglo, saludaba y se iba. Algunos momentos, no sé cuántos, en la casa de él, en la población Obrera “Pedro Leon Gallo”, o en la Quinta, algunos de sus hijos; el Guido, Lenin, todavia desaparecido, Lautaro o la Guaco, nos llenábamos de tierra y sudor jugando como locos, en la sequedad de las calles de Copiapó.

Lo que hacia mirarlo con admiración y respeto, diferente, era el aura, o como quieran llamarle, que lo acompaño siempre a todas partes que iba, un poco de ella, dejaba en todos los sitios que estaba.

El Partido se convirtió en mi manzana del paraíso...Yo me la comi.

En otra foto, esa me gusto, salia mi viejo, un poco mayor, yo diría hombre ya, con una especie de “terno de Mandrake”con sombrero y todo. Le faltaba el puro conejo. Bonita la foto, me gustaba esa foto.
Se la llevo el Coyotan, el hermano menor de mi padre, hijo de Don Pedro.

Otras, mostraban crudamente, fosas abiertas, llena de cadáveres, eran judíos, en un campo de concentración nazi.

Siempre me sentí bien, en las mesas de los humildes, incomodo con los pudientes. A lo mejor mi mama, ya pagaba mis cotizaciones, estando de gestación en su guata.

Don Pedro.
Don Pedro Vallejos, pirquinero antiguo, sus manos eran un par de escofinas, que acariciaban y pulían los metales. Era uno más de la familia, era el responsable de unas propiedades mineras ubicadas en Cerro Blanco- Copiapó.

Yo lo conocí, bajo de estatura, pelo blanco, su cuerpo era duro como una roca, no tenia tantos dientes, cortaba los cartuchos de dinamita con ellos, perros les llamaba.

Cierro los ojos y me veo junto a él, ruidos en la quinta:
¡!Se están robando los choclos!!
Entra a la casa, se va a un cuarto y trae un cartucho de dinamita, lo rompe con los dientes, se queda con unos 3 cm metidos en la boca, lo enciende, mira la mecha, lo toma y lo lanza hacia el maizal; explota en el aire. Queda la tendala de pájaros, liebres, choclos, perros y ladrones arrancando.

No lo querían mucho, guardaba muchos secretos.

Le tenían miedo; además era el padre del Coyotan, hermano menor de mi padre.
El Coyotan, era bajo de estatura, con los orificios nasales hacia arriba, pelo chuzo y patas chuecas. Parecía un indio Coya.

La familia de mi padre, cuando yo la conocí, eran: Mi abuela Selma, mi padre, Héctor, luego Electra,Moisien,Kathleen, Alexander y Coyotan. Mi abuelo, Helmut, había fallecido en Valparaíso
Los secretos de mi familia cuentan que: Mi abuela, Selma, junto con las hijas mujeres, se fueron a Europa; Suiza y Alemania, para conocer y saludar a sus parientes europeos.

De Valparaíso salieron mar adentro, a Valparaíso llegaron después de varios meses.
Mi padre y Don Pedro las fueron a buscar.

Mi abuela traía un indiecito en los brazos.
Es hijo de la Moisien, decían todos “pá callao”, fue a parir a Europa.
Mi tía Moisien, habrá tenido unos 15 años.

La cuestión es, que el Coyo fue bautizado como: Coyotan Fischer Vallejos.
Don Pedro, se puso como mama, y mi abuela como papa. ¿Por qué? Ni idea.

“Mi Tio Coyo”, adoro a su madre Selma y a su padre, le tuvo un respeto y cariño inmenso.
Mi Tía Moisien, quedo para las lenguas y para muy callado, como la putita de la familia.

En esos tiempos, la familia se fue para los minerales. Electra se fue a Barquitos, Moisien y Kathleen a Potrerillos.

Mi padre se fue al Chaco Boliviano y luego a la Mina Vieja, enterrada en los Montes Andinos a 3.000 metros de altura.

Las fotos del genocidio nazi, eran de mi abuelo Helmut. A cada persona que conocía, le daba una tarjeta, pedía perdón, por lo que había hecho su país, y que él, lucharía toda su vida, “para que nunca más”, volviera a ocurrir una barbarie así.

Cuando Chile conquistó su independencia y el Ejército Español caía derrotado ante el Ejército Libertador del general San Martín, un 5 de abril de 1818; un mes después, un 5 de mayo de 1818, nacía en Trier, Alemania, Carlos Marx.

Después de la derrota de los Españoles ante Pelentaro y El Mestizo Alejo, las tierras Indígenas, empezaban en el Biobio, hasta Chiloé. Los indios Onas,Yaganes, habian sido aniquilados.

Los Diaguítas que vivían por la zona de Copiapó, indios de una sensibilidad artistica hermosa, se enfrentaron a Diego de Almagro, atacaron la ciudad de La Serena, fueron derrotados, sus mujerers violadas, hasta perderse en el mestizaje, los hombres explotados, hasta morir en las minas primitivas de esos tiempos.

Los Atacameños, vaya a saber uno, si salvaron dos, para mantener el nombre.

En el siglo XVIII, la calma con ojos bien abiertos y mostrando los dientes, dominó el convivir del español con el mapuche. Empezaron los intercambios, que el caballo, que la vaca, que la sal, herramientas de trabajo, amorios, que el aguardiente, que el vino, el trabuco y el laurel.

Para la gente del Biobío y de Chiloé, la guerra no terminaría.
Los Criollos miraban al Sur, se les salían los ojos y la baba.

¿Como vamos a eleguir representantes por las ciudades del Sur, si estan los mapuches ?

Preguntas como esas, muy de mala leche, se hacían los políticos de aquella época.

El Mercurio por los años 1858, ya decía, que los mapuches eran unos ignorantes, sanguinarios.

Vicuña Mackena, un Chileno más o menos futurista, no momio, estaba de acuerdo con “la conquista” de las tierras mapuches, ya que ellos, decía, eran unos brutos indomables, enemigos de la civilización y amantes de los vicios.

Algunos, menos mal, decían, que de esa manera y opinión, se iba a exterminar a todo un pueblo.

Balmaceda dijo lo mismo, y que era necesaria una colonización, que signifique, llevar paulatinamente la civilización existentes a esas regiones.

Asi nació Arauco:
Sin Araucanos.

Cuartel general del despojo al pueblo mapuche y que a través de los años, se ha transformado, en un crimen, en una vergüenza de dignidad nacional.

El Mercado depende y se desarrolla de acuerdo con las múltiples contradicciones que se producen, gracias a los movimientos y enfrentamientos sociales, que se dan en torno a los bienes de producción.

Enfrentamientos sociales que se desarrollan en diferentes periodos y etapas, tengo que usar una palabra que no me gusta, son “procesos”. Se dan desde una actitud pasiva, de tolerancia, hasta una endemoniada lucha de clases, que solamente tendrá termino, con la eliminación de una clase, a través de la dictadura del Imperio o de la dictadura del proletariado.

Los Indios de la parte norte del país, los mestizos,zambos, esclavos, los españoles que llegaron tarde a la repartija, otros europeos, eran la fuerza de trabajo que existía.

El Español militar, de teniente para arriba, los profesionales, ingenieros, constructores, arquitectos, los curas, los parientes vivarachos, de los que tenian apellidos nobles, formarían la clase Oligarca, dueños de la tierra, esperando la maduración de la burguesía. Y ellos, juntos, pero no revueltos, esperando también, de allende a los mares, a los señores concesionarios, extranjeros, o simples compradores de tierras y de las deudas de los demas.

La población, se fue mudando de tierra y de piel. El mestizo, criollo, “el invitado de piedra”, fue creciendo como habitante y población.

Era la clase Obrera de Chile.

El capitalismo siempre ha tenido sus crisis internas, producto de las contradicciones y de su natura.

Si bien los, dueños de la tierra, lo tenían todo, la creciente burguesía, en un país nuevo, que no necesitaba más, que los señores feudales y oligarcas; estaba levantando los tijerales y preparando una feroz alianza de clase, que escondía una diversidad de criterios tal, que

conllevo a rebeliones, guerra civil y golpes de Estado.

Era una lucha de clase, entre la oligarquía y la ya, poderosa burguesía Capitalista y criminal.

El Chileno no ha sido nunca sumiso, que se haga el tonto, es otra cosa.

En la zona central nació el bandolerismo, bandas de hambrientos y confundidos que asolaban la región y atacaban Haciendas y transportes.

La cuestión era sobrevivir.
Los Pincheiras, arrogantes y violentos sembraban el terror en las haciendas, sin embargo, Juan de Dios López , Pancho Falcato, eran bandoleros apreciados y saludados por la población rural.

Eran los años 1819- 1833.

Era pleno periodo de Independencia.

El desorden social, el abuso, los hacinamientos, el frío y el hambre, tiene que haber golpeado en todas las puertas de las ciudades pudientes.

Yo no creo, que los heroicos chilenos, los patriotas, la tropa libertaria, el Comando Libertador, les haya dado, por servicio prestado, alguna casita, modesta, de algún español usurero y realista. Casita con patio, para que siembre papa y chuchoca.

No

Te fuiste “pal” campo, a darle como peón, o té “vai”para el norte.

Parte de mi infancia la pase en Copiapó. Copiapó siempre fue pobre, solamente una vez, tuvo zapatos de plata, no de cristal, como la Cenicienta, no los perdió, se los robaron y los mandaron “pa” los Lores....

Copiapó se vistió de seda y de colores, los ricos fueron más ricos y los pobres más miseros.

Juan Godoy tuvo la culpa, quizás último hijo de Diaguita, cansado de buscar leña, en ese tamarugal gris, rojo, amarillo y verde; se sentó: Jugando a la “payaya” , le gusto una piedra, la piedra era blanda y brillaba como los ojos del Chañar...

Chañarcillo, cerros de plata, rincón de sol, donde los ricos de ingles, se fueron a los cielos. Pedro Leon Gallo se hizo rico y Juan Godoy, borracho, pobre y muerto.

Para combatir la miseria, los mineros hacían un “lulo”con la plata y se lo metían en el “culo”.

Sus virtudes iban a parar a las casas de prostitutas o a las manos de los más vivarachos.

La Compañía Inglesa, la nación de Robin Hood, para pillar a los ladrones, hizo hacer, con palas y picotas, una zanja.
Los obreros tenían que saltar encima de ella. El esfínter se habría y caía el lulo de los placeres.

Por allí, en 1851, navego entre un océano de arenales, el primer ferrocarril. Copiapó- Caldera.
A 30 kilómetros por hora, se llevaban los Ingleses, la tragedia de la plata, destino a Londres.

Que significa clase obrera o sentido de clase.

Los que tenemos que ganar dinero para comer y no somos dueños de los medios de producción, vivimos vendiendo, nuestra fuerza de trabajo...Somos los que transformamos la materia, en un producto social, en movimiento y en continuo desarrollo.

El tener los pantalones rotos y no tener que comer, no significa que uno tenga conciencia de clase o que pertenezca a la consciente y combativa clase obrera.


¡! Ser Comunista, no significa ser pobre. Ni amargado, ni gueno pal vino, ni malo para bailar tampoco.

Tampoco es ir, a todos los mitines a buscar “palitos de loli”
Tampoco ser matado y saber escribir.
Tampoco ser exiliado, ni extranjero.
Tampoco significa ser obrero o asalariado.
Tampoco proletario, que envuelve todas estas cosas...

Significa solamente saber y sentir porque cresta eres lo que eres y entender, que solamente, siendo dueño de las cosas que sabes hacer y organizado con otros sabedores y dueños, construir una vida nueva.

Me da risa, al entender a los viejos, cuando escuchan a los críticos del partido y de sus cosas...

Hay un viejo mío en Malmö, Padre de dos hermanos, heroes de mi partido, que vez que lo veo, se me estruja el alma de contento y de esperanzas, al escucharle de sus correrías, arrancando o enfrentando a los pacos del 1930-50. con pistolas, palos y bolitas, para que los caballos milicos, rueden por los suelos.

Yo sé, que las cosas de las ideas son complicadas, también sé que es verdad, lo que dijo, más o menos, mi secretario de toda una vida, Corvalán: “No hay que hacer pichi contra el viento, te podi mear los pantalones” yo agregaría, y el alma también.

El capital gracias al libre comercio, se hizo dueño, no solo de los medios de producción, sino, dueños del estado.

El capital, entraba en contradicciones de expansión, utilizo el patriotismo barato y astuto...Total eran obreros Chilenos, Peruanos y Bolivianos los que morían, no los señores Ingleses, ni la oligarquía criolla. Quizás por utilización de clase, algún General de aquí o de allá.

Lo importante era la producción estables y segura; los acuerdos de Ingleses y Chilenos. Y uno, como idiota, lloraba al leer y escuchar “Adiós al Septimo de Linea”, cantaba los “viejos estandartes”, el himno de Yungay y desfilaba el 21 de mayo.

Los Chilenos humildes, criollos, mandados por criollos de cuero duro, defendiendo la dignidad de Chile y el salitre, llegaron hasta la hermosa Lima, matando todo, robando, violando.
Se trajeron envuelto en un trapo rojo azul y blanco, una estrella llorando, con las provincias del norte y el océano boliviano.

La clase obrera estaba recién abriendo los ojos a la realidad de la vida.
El tener hambre y frío, no significa nada, aparte de tener frío y hambre.

Son otros los elementos que faltan, para que estos sentimientos, producto de una necesidad social, se transformen en armas de luchas, de silabario, de conocimientos, de clase.

Ese silabario se habría en el año 1834.
Fue la primera huelga obrera. En Chañarcillo-Copiapó. El Riquerio Ingles y Chileno, no le pagaban sus jornales.

Se levantó, Huasco, Coquimbo y Copiapò...El Capital reaccionó sangriento y agresivo.

La Huelga fue rápidamente sofocada, lo que no pudieron sofocar jamas, fue la comprensión de la clase obrera de los caminos a seguir.

Un desafío estaba planteado.

Asi mas o menos, nacieron las mutuales, las mancomúnales, los sindicatos, seguro que otras organizaciones también. Pero con estas bastan, para la comprensión del poderío alcanzado, en la unidad de las fuerzas proletarias, en su lucha por sus derechos laborales y a la vida.

Las huelgas no son espontaneas, ni nacientes de la desesperación. Ha habido algunas con esas modalidades, los resultados han sido desastrosos. Por lo general, el obrero, con escaso conocimiento, pero con una intuición de clase, en esos tiempos casi de analbetismo real y político, fue descubriendo, la contradicción del abuso infinito.

El grueso de esa clase era analfabeta, campesina, jornaleros de cuando en vez, pordioseros, ladrones y vivarachos; la otra parte, tenia algo más que sus hermanos de clase, sabia leer y escribir, sus padres a lo mejor, le contaban historias de Europa, de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad.

Ellos sabían, en carne propia, la guerra de sus antepasados originales, la tenían escrita para siempre, en sus costillas y huesos deformes, por el hambre y explotación criminal; ellos sabían de la guerra contra España. Allí no había un Lenin, un Marx, que a estas alturas tenia 16 años.

En los tiempos de la Colonia, y durante la guerra de “Independencia”, algunos Criollos, hijos de Españoles, viajaban a Europa a Estudiar. Algunos al Peru, Venezuela. Un Venezolano de apellido Miranda, fue un gran conspirador, que les metió en la cabeza a Bolivar, Sucre, a los Carreras, Rodríguez, O´higgins y San Martín, la necesidad de una verdadera Independencia.

Y así fue...Chile fue República, un Estado Republicano, que utilizo, desde sus orígenes, un Terrorismo de Estado, en beneficios del Capital y de la oligarquía,...y entre gritos y mandos, parió a la clase obrera.

Chile, El Estado, con sus elementos de opresión. La policía y el Ejército, permitió, sin querer, amargamente, la grandiosidad del proletariado Chileno.

La clase obrera tuvo escuela de formación propia...no es actual nombrar todos los establecimientos de formación, de organización,de conquistas, de enfrentamientos, de muerte y de traición, de derrotas, de combatividad, desilusiones,tristezas y alegrías, de ausencias y de volver a vivir:

1834. en Chañarcillo.
1874. En Valparaíso.Jornaleros del Puerto. Juntos en un gremio, van a huelga
1888.El Partido democrático, fundado en 1887, convoca a un mitin de protesta,por el alza de precios de los pasajes en tranvías.
1888. Lota en huelga.Combativa pero inorgánica

1889. Huelga general de los minerales en Tarapaca.
1907.Se crea la Federación de Estudiantes de Chile
1907.La huelga de Tarapaca.Masacre en la Escuela Santa María en Iquique.
1909.Fundación de la Federación obrera de Chile.FOCH
1912.Fundación del Partido Obrero Socialista. POS.Luego Partido Comunista.
1912.Se crea la FOCH en Magallanes.Que organiza, la primera huelga de los jornaleros del Campo
1924.Muere Emilio Recabarren.Fundador del POS

El partido de la Clase Obrera, al menos así confirmado por la historia, fue creado por Emilio Recabarren en 1912...van 99 años. El próximo serán 100.

Su vida es un ejemplo del temple, del conocimiento y del estudio, no solamente social, sino humanístico, técnico, moral, intelectual y de toda la historia de la historia.

Los Comunistas de esos tiempos, sin querer comparar, no son, como los de ahora. O los de ahora, no son como los de ayer...y es lógico. Ellos andaban muertos de hambre. Estoy hablando de sus dirigentes, que andaban más hambrientos todavía.

Tenían que caminar miles y miles de kilómetros, para hablar en un mitin, al terminar, si es que alcanzabas a terminar, llegaban milicos o pacos y al calabozo el terrorista, que viene a sublevar a las salitreras.

En esos tiempos, los dirigentes comunistas parecían canutos, no paraban de explicar las cuestión de las clases y de la necesidad de organizarse en sindicato o en partido.

Cada dirigente era un obrero de manos duras, siempre hambriento de pan y de fortalecer las luchas obreras.

Parecían jotes, vestidos con un traje negro, camisa blanca y corbata, con suerte, tenían hoyos en los zapatos, por lo general, tenían para la foto, la parte de arriba del zapato, por debajo, andaban a “pata pela” la suela, se había quedado en los caminos del salitre, del campo o del mar.

En 1912, en la fundación del Partido, estaban, en la sala, unos 30 gigantes de la vida: Su presidente, Luis Emilio Recabarren; el vicepresidente, Enrique Sepúlveda; los secretarios, Nestor Recabarren, Ruperto Gil; Un ciudadano Ecuatoriano, era el tesorero,David Barnes, un delegado Español, Nicolás Bretón, Teresa Flores etc.

Hemos tenido como 13-14 Secretarios Políticos, repartidos en 99 años.

Nos falta toda la historia del pueblo hasta llegar, a la Unidad Popular.

Organismo de unión de ideas y orígenes, una clase “puesta de acuerdo”, pero aún no preparada para olvidar, las ignorancias y los acomodos, que llevan a un “desclasamiento” cruel y ciego...a pleno beneplácito y alegría del capital. Sin embargo, en 1970, fue posible llegar, con harapientos, pelos chuzos, trabajadores, profesores, cantores y poetas, pescadores, jardineros y campesinos, militares y curas y entrar a la Moneda, junto al Compañero Presidente

Quedan pocos pelos chuzos, se los llevo el amor...

El Imperio es inmensamente poderoso a pesar de estar en periodo de Alacrán, tiene recursos, como la Shakira, que va a fortalecer al negro, moviendo el poto, en el baile del despojo.

Para que hablar del tiempo de la dictadura, hemos hablado tanto. Hemos asumido nuestro analfabetismo de cuidar las conquistas del pueblo.
Hemos usado todos los elementos de lucha para cambiar la relación de País.
Somos contrario al terrorismo, cualquiera sea la forma. La violencia la pone el entendimiento de la lucha.
No le tenemos miedo a la historia, al contrario, tenemos la mente clara y la moral, allá arriba, en los picachos más altos de los Andes.

Se nos vienen tiempos muy “re “nuevos. La juventud siempre lucho al lado de los trabajadores, tienen una intuición de clase maravillosa.

Tenemos nuestras contradicciones, nuestras diferencias de clase y de acomodo.

De una u otra manera hemos muerto miles de veces. Cada obrero muerto en batalla, en la confrontación con las clases del Imperio, muere el partido de angustia, como la tierra, pero una tierra que florece nueva, fuerte gigante.

Hemos hecho alianzas, acuerdos,tratos y compromisos, humildemente altivos y verdaderos; nos han traicionado, nos han vejado, encarcelado, torturado, pero a la vuelta de la esquina, estamos otra vez, nuevos, con ojos y experiencias nuevas, hemos compartido y apoyado gobiernos.
Hemos dado lo mejor de nosotros, sin reserva alguna, limpios y leales como azahar, humildes como pan al rescoldo. Sabemos que lo nuestro es como el caminar por el desierto de Atacama...no se acaba nunca; pero se llega. cien años es harto, pero ,si miramos la historia de nuestros padres, por etica y por moral, a pelo chuzo, cien años no son nada, si se tiene tanta siembra y cosecha, como nosotros tenemos.

La muerte nos asusta, también “el cuco”, sabemos que “los finales y la continuación de la vida” son y serán complicados.

Llevamos en el pecho, un compromiso que nos pesa. A veces tenemos que arrastrarlo,...Son gajes del oficio.


Luchamos a conciencia y a muerte, por los derechos y bienestares del pueblo; que jamas obtendrán, mientras no sean dueños de los medios de producción, mientras no derriben el Estado. Aparato que resguarda la existencia del Imperio y del mal. Y en esas estamos, conquistar el Estado, para destruirlo después, piedra tras piedra...y construir un Gobierno del Pueblo y para el pueblo.

Hasta aquí llego...Contento, impresionado, agradecido con la juventud de mi Partido, con la juventud, en general de mi país, consciente de la problemática de la existencia, cuando existen los mercados desencadenados

Mis ojos de Elefante también pueden ser ciegos o tener mirada corta.

Disculpen los largos recovecos, enredados.

Créanme, cierren los ojos y vayan lejos, para atrás en la vida, encuéntrense o mírense. A lo mejor, más viejo y más tolerante, podamos conocernos mejor y sonreír contento, satisfechos, tranquilos, orgullosos, dispuestos otra vez a la pelea social.

Estocolmo.Noviembre 2011.

Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Suecia

✅ La marcha nazi fue detenida antes de convertirse en una manifestación
✅ El Chino Carmona autor de la novela: Se Quebró
✅ Queremos que la policía se centre en los nazis en lugar de los opositores
✅ Feria del Libro, contra la extrema derecha en Göteborg
✅ Ganadores del Premio Right Livelihood 2017 trabajan por la inclusión y la justicia

Anuncio google
Venecia: Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas
Italia | Actualidad
Hoy día, en un mundo lleno de conflictos y conmociones, el arte es testigo de lo más valioso que nos convierte en seres humanos. Es el terreno principal para la reflexión, la expresión individual,...

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad
Ultimas Noticias