Estocolmo.se
Esperando a los muchachos de la espiga.


Suecia | Crónicas urbanas
Publicada:2012-02-04
Por Alejandro Fischer Alquinta*

Hoy es viernes tres de febrero y mañana llegan los cabros de la JOTA.
Treinta años que estoy esperando; no es ningún chiste.
Los espero para saber de ellos, saber como están, “en vivo y en directo”, quizás, si se da la oportunidad, darle las gracias.




Nada mas, ellos saben lo que tienen que hacer y lo que no hay que hacer.

Y seria de roto no saludar y agradecer a la escuela de adonde provienen:
La cantera de Recabarren.
Los enfrentamientos de clases en mi país, se están dando en todos los ámbitos de la vida social y laboral.

Las clases dominantes y el Imperio tienen los recursos para seguir siendo lo que son y disfrazar a sus victimas desclasadas.
Esos habitantes de mi patria están en todas partes, incluso se visten de estudiantes y ponen complicada las aspiraciones de un basto mundo social, que pretende y anhela un gobierno diferente al actual, dirigido, manipulado por el dominante culto liberal y de mercado.
Nuestro país necesita otra cosa, lo grita y lo pelea, quizás caen sus anhelos en agrupaciones añejas, pobladores de un bosque humano, ciego, sordo, amaestrado.

La vida, los seres humanos son maravillosos, las vías, los métodos de los insurgentes sociales y laborales, para resolver sus contradicciones con sus patrones, elaboran capacidades políticas que se van desarrollando gracias a la fuerza propia, alianzas y la potencialidad de poder desarrollarse en los senos de la clase trabajadora, creadora e intelectual.

Escoger una vía u otra, no depende de brujerías, sino de un estudio cabal, integral y responsable, de posibilidades y recursos… de la vida y el futuro de millones de seres humanos.

Si la historia nos sirve para algo, tenemos que usar los ojos, el olfato y los aromas, los ruidos y los susurros.

La primera Conferencia del Partido Comunista Cubano, nos denuncia su gran desafío a la muerte… nos clarifica el verdadero rol del partido, de ser vanguardia única de la Revolución. Ser verdaderamente un partido formado por comunistas.

La rectitud, la lealtad, la honorabilidad, humildad, consecuencia, empeño y sacrificio, amor a la patria y a la revolución, superación, son algunos elementos mínimos para seguir avanzando en el ideario de Martí y de Fidel.

O como dijera el Comandante Guevara: El hombre nuevo
Es decir un forro, como decía la semana pasada.
Los enemigos de la revolución, de una nueva sociedad, son de muchas clases y variedades.

En mis relaciones con el patrón, siempre me desagrado un dicho popular que enunciaba para siempre la flojera del peón.
“Al ojo del amo, engorda el caballo”
El Comandante Raúl, comentaba de otra manera pero el mismo contenido, que la historia y la experiencia, que los acuerdos y resoluciones tienen que ser constantemente controladas, o sino las cosas no funcionan.

Sin control, aparece el “fenómeno” de la corrupción. Esa corrupción, es la única fuerza que podría destruir tantos sueños paridos, no solamente en la Sierra Maestra, sino en todas las ciudades, aldeas y pueblos de la hermosa Cuba.

Imagínense, si el Partido Comunista Cubano tiene esos desafíos, que nos queda a nosotros, actualmente con una juventud en Rebelión, un mundo sindical en un desarrollo ascendente, un partido de la clase obrera, actualmente metido en las fauces de la oligarquía, con tres diputados, puños en alto…preparándose para tener mas banderas, mas alcaldías… Casi cien años de campos, artesanos, zapateros, teatro música, muerte, mares y desiertos.

¡Un forro, pero que forro !
Y nosotros que, los extranjeros…
Los aguerridos de la Unidad Popular; los de Amaranto, los campeones de la unidad.

Aquí estamos juntos, como un puño, nos vemos como sabroso y refrescante racimo de uvas, pegaditos, risueños, listos para ser vino o pasas también. No ha sido fácil.

En este país de nieve, se han hecho cosas maravillosas por la solidaridad con la lucha del pueblo Chileno, en contra del neoliberalismo, del fascismo. También se han hecho cosas fomes y re fomes. Producto quizás de un exilio masivo, sorpresivo, inexperto, sin ser viejo, viejo y cuesco.

Actualmente vivimos en una Suecia diferente, somos mas parecidos a los suecos que a los Chilenos, si hablamos por supuesto de la comodidad, el tener frio y adorar el sol. Digo esto porque las plumas se ven de lejos. Sin ofender, sino por aquellos que hablan sueco en la casa de los hijos del cerro O´Higgins.

Nuestra colonia es diversa, la nacionalidad es tirada por todos lados y para todos lados. Si fuera de palo, hace rato que estaría totalmente echa tira, desastillada, de recuerdos…menos mal que es de chicle y se puede transformar y masticar; también escupir.
Mañana sábado, con los jóvenes JOTOSOS, veremos que calidad de nacionalidad revolucionaria hemos creado y desarrollado.

Las muchachas, el muchacho, visten la esperanza de nuestra patria, no por su juventud, sino por los criterios, sentido común y responsabilidad cívica, patriótica.

Tengo un nudo en la garganta que suena a Mañungo, con ellos se siente que :” Aun tenemos patria ciudadanos”
Los tiempos han cambiado y las exigencias también.

Todo va en ascenso. Se esta luchando por nuestro derecho a voto, en la practica, nosotros tenemos que trabajar para conseguir esos votos para la verdadera izquierda del país…por ética, los continuadores legítimos de la lucha de Salvador Allende, mandatario valiente.
Algunos años atrás, en la casa de una amada familia, tuve una experiencia simpática y de enseñanza…

Aquí en Suecia, El partido Comunista, a través de su Secretario General, Luis Corvalán, proclamaba su Política de Rebelión Popular y de Masas. Es decir, el derecho del pueblo a defenderse ante la violencia fascista.

El pueblo salió a las calles, los enfrentamientos eran pan de cada día, se ganaba terreno en plazas y conciencia.
Por el avance del pueblo en las calles, por las movilizaciones sociales y armadas, la dictadura estaba siendo aislada.
En esos tiempos, llegaron desde Chile, unos parientes a la casa de mis queridos camaradas.

Unos de los visitantes era un niño de unos seis años; llegaron al comienzo de los tiempos del frio. Cuando el niño, vio a mi Camarada que sacaba de su garaje los neumáticos de invierno para cambiarlos, empezó a saltar y a correr loco de contento, gritaba:
¡! “A las barricadas, a las barricadas” !!
Ese niño había crecido en esa forma de rebelión. Hoy es otra, pero la alegría y el empuje, el sacrificio y la comprensión, debe ser la misma.

Deje de escribir esta, el viernes 3 de Febrero, son las 21.43.
Mañana sábado, juntos a otros camaradas, tendremos que tener la casa de Víctor Jara engalanada y con desayunos, desayuno para los heroicos jóvenes de mi país.

No tendré tiempo hasta el Lunes…Nos escuchamos en la Bahía y el Martes en la Milenio.
Muchas gracias.

Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Suecia

✅ La marcha nazi fue detenida antes de convertirse en una manifestación
✅ El Chino Carmona autor de la novela: Se Quebró
✅ Queremos que la policía se centre en los nazis en lugar de los opositores
✅ Feria del Libro, contra la extrema derecha en Göteborg
✅ Ganadores del Premio Right Livelihood 2017 trabajan por la inclusión y la justicia

Anuncio google
Venecia: Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas
Italia | Actualidad
Hoy día, en un mundo lleno de conflictos y conmociones, el arte es testigo de lo más valioso que nos convierte en seres humanos. Es el terreno principal para la reflexión, la expresión individual,...

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad
Ultimas Noticias