Estocolmo.se
El Flautista de Hamelín y el Museo de la Infamia.


Suecia | Crónicas urbanas
Publicada:2012-04-24
Por Alejandro Fischer Alquinta*

La semana pasada gritaba, “que hacían los gringos en Concón”, supe que una comisión de la Cámara de Diputados, visito los tijerales de la duda. Sus pareceres fueron que; no era conveniente tener en territorio de Manuel Rodriguez dichas estructuras, por la experiencia carnal dolida, por la muerte súbdita. Traía malos recuerdos y memoria.



También gritaba por las heridas abiertas, de ese pedazo flaco de tierra, de cerros y ríos, que se acurruca disfrazado y doliente, en el costado de un mar iracundo.

Yo no sé mucho de “contrainteligencia”, a no ser, de la lucha titánica de la CIA, en contra del terrorismo Internacional; que se ve perfilada, en las exigencias de los “indios al Sur del BíoBío”; y de los estudiantes y pueblo trabajador, que exigen una democrática distribución y aplicación de las ganancias, por la venta o alquiler de los recursos naturales y soberanos de la nación.

Si se me explica así las cosas, claro que las entiendo...

Hijo del cobre seré, pero no tonto.

¡ Ay, mi Dios !... Ser colorao es nacer todos los días... No solamente nacer, sino la acción del nacer. Desde las profundidades del útero social, desgarrarse buscando oxigeno, pan y agua… buscar una madre que quiera parir todos los días, a cada momento; es un morir de a poco.

Defender esa existencia, protegerla, darle escaleras para “alcanzar las estrellas”, como dijera Victor, andamios para conquistar los bienestares y asegurar los futuros, es un arte del vivir.

Desgraciadamente, la mamá miseria existe, en cada partícula de este mundo transformado ultrajado y de rejas.

¿De adonde salieron Cascos Azules o de cualquier color?

Se equivocaron de territorio, tenían que estar con el Rey de España matando Elefantes.

No ando “cachuo”, más bien ando “preparado”. Tengo, lo voy a tener siempre, un hermano, maestro y amigo, Raúl Benavides, habitante del país de los palos blancos, que me decía: “Alejandro, cuidado, todo lo que aparece de información o bienestar en los medios de difusión del Imperio, es decir, en el 99,9 % son mentiras o verdades, que van encaminadas a destruir la veracidad, de un mundo diferente, un mundo
conquistado por trabajadores, esos que hacen las cosas.”

En tiempos de Centenario,yo me acuerdo de mis hermanos de melgas, de tuneles y piques, de escuelas, esos que no están conmigo pero están, aprieto sus manos en silencio, me duelan las carretillas de tanto apretar; Raúl, Atilio, Charo, Caro, Bobadilla, Irma, German, Mi viejo Juan Contreras, Silvia, Juan Castillo, mis viejos Guerrero y Suazo, Carlos... y tantos otros, carne de mis creencias, que decían las mismas cosas, con palabras diferentes. ¡Andan conmigo, en cada pliege de mis bolsillos, en cada hambre!

Los nombro porque en tierras extrañas, fueron mis hermanos de clase y de creencias, me dan fuerzas y espantan, espero yo, a los “Cucos y a la Pelá”. Me ayudan a ver el bosque.

No mi amigo, a pesar de mis sustos y de los cucos, sé, gracias a las películas de “Gánster”, que los “capos” de la mafia y también los no tan capos, manejan los negocios desde adentro.

No seria cuento ni novedad tampoco... pero…”pa naa”. Son “patanes” inventando inventos, para distraer y agarrar un poco de escenario para la infamia. Puede ser que…al otro lado de la línea, como tampoco es blanco o negro, traten de salpicarse “arakiris” entre ellos, para acorralar en forma enfermiza y rebuscada, a sus hermanos intelectuales de genocidios, e incitarlos, a un nuevo tiempo oscuro.

Tienen miedo, no pueden contar demasiado con los “calienta el sol”…

Y esa juventud nueva; hija, hijo de cada esperanza antigua, sabedora, inteligente y porque no, juventud sabia. No los deja dormir.

Y una verdad inmensa, es la existencia de gendarmes de la muerte, implicados en los dolores de Marta Ugarte, que tratan de reclutar a los “fondiados”.

Triste país que “abarrota”tamaña especie humana.

El Imperio, no necesita de asesinos para hacer lo que esta haciendo. La violencia actual, primitiva, calculada, en contra de los estudiantes, trabajadores, Mapuches, no dicta tanto de los tiempos de Arellano, Contreras.

La lucha del pueblo, la lucha del imperio, tomara acciones inéditas y otras ejecutadas miles de veces.

La Izquierda anda en busca de su gente, sin muerte o garrote, sin flor tampoco…con razón y entendimientos. Con radiografías de Chile que no mienten.

La derecha reaccionaria, esbirra. Hace acusaciones para distraer a la opinión pública…las acusaciones en contra de Manuel Olate, el enfermizo “Plan Zeta”.

Plan que le puso una fabrica de miguelitos en la casa de mi abuelita, no de mi abuela, de mi abuelita, madre de mi madre, una viejita, que quería “comerle la color” a la Magdalena, todos los santos días, con velo y rosario en ristre, siempre al final, a la primera misa de los Salesianos.

Lavaba ajeno, la única “yaya”, querer a su nieto que era comunista.

Escondía en sus faldas oscuras, un panuelo con 5,6 Operas o Cabañas, según el lavado, me tocaban Lucky.

Una viejita buena; creyendo sus creencias; ojalá que Cristo, le haya guiñado un ojo o por lo menos una palmadita en el poto, antes de pasar por el manzano.

La historia no la hacen solamente los pueblos, la hacen también los antipueblo.

Tratan de agarrar los poderes totales, cierto, nosotros hacemos lo mismo.

Lo hacemos desde 1912. Los métodos son diferentes... y tienen que ser diferentes, no por la estética y ética, tampoco de principio, sino de clase.

Ellos tienen su ética y estética, también sus principios; tienen al igual que a nosotros, ser leales a su clase, que les da razón y ser.

En tiempos de guerra somos iguales, es decir, enemigos... Un hermano mío, más que hermano, decía “yo entiendo que me hayan hecho casi tiras, todavía me ando zurciendo, parecía betarraga, cada hueso mío, estaba roto... Yo entiendo, yo soy su enemigo... Y ellos son mis enemigos”.

Ese asesino,Corbalán...no está equivocado, él responde a su “aullido” de clase; todo está convulsionado, pero no es un “cumpleaño de monos”, son enfrentamientos de clases y de “piérdete una”. Si uno mira de lejos y con lupa, verá que la cosa es otra.

Se ha permitido construir una arquitectura para guardar los secretos de la infamia; se ha permitido que se queden en instancias publicas, sociales y militares de poder, a traidores de la lealtad y del compromiso; a asesinos con manos manchadas de sangre obrera, de mujeres mutiladas y a hipócritas, cómplices de crímenes atroces.

Ese es mi país y con mis ojos de afuera pienso: De adonde se inventó ese asesino descriteriado, hijo de su madre y padre; de tener planes secretos para impedir, nuevamente, la llegada de la Concertación al poder.

Miren ustedes la lumbrera desenterrada.

Si no existiera gente más o menos buena en la Concertación, yo diría que ha sido ella, la que le paga, con promesas, para subirles el perfil.

La Concertación, si no limpia, con cloro su casa, la hediondes será tal, que no podrá ayudarla ni el Opus Dei. Están con su credibilidad por los talones; por su método de las “cambiaitas”. Y es una pena inmensa, pues allí, vive un gran numero de trabajadores, jóvenes y mujeres.

Hay que decirles a algunos Concertacionistas, que para limpiar ventanas, y estirarse las arrugas, busquen por otros lados.

Seria interesante que la cárcel de Punta Peúco, sea transformada en “Museo de la Infamia”. Que los dejen a los 49 y otros que se están escapando, por culpa de la Concertación y la derecha; en jaulas de vidrios, como alimañas peligrosisimas para el género humano.

Como humanista pienso que es una idea excelente.

La vista a este antro, tendrá que ser obligatoria, para todos aquellos que estén ligados a los bancos y empresas, gerentes de trasnacionales, que tengan que ver, con la forma y estado de despertar, de todos los días de un Chile diferente.

Los que se dicen, contrarios al gobierno, sin ser de izquierda, se están mandando una comparsa más grande, que la que hizo el Flautista de Hamelin; con los “golozos” ratones, pero sin los niños, los niños los tenemos nosotros, en calles y plazas, luchando por otro país, se la juegan por otro Chile.

Estos no le hacen a la flauta, sino a la corneta, por eso los niños, los miran interrogantes.

La Concertacion y los otros “cajas de Pandora”, tienen hoy, una nueva oportunidad, para que limpien sus barajas; o que las cambien, las que estaban vendidas o marcadas.

Dejen en el camino a los amantes de cornetas, y a los lacayos del Imperio. Menos mal que nosotros somos gatos y escuchamos solamente al pueblo y sus decires…

Los diarios patronales le sacan a la Concertación, al aire libre, todos los cachunchos y menudencias.

No hay peores peleas y traiciones, que las que existen entre hermanos. Y si hay, primos de segundo, tercer ordinario grado, peor todavía.

Muchas gracias.

Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Suecia

✅ La marcha nazi fue detenida antes de convertirse en una manifestación
✅ El Chino Carmona autor de la novela: Se Quebró
✅ Queremos que la policía se centre en los nazis en lugar de los opositores
✅ Feria del Libro, contra la extrema derecha en Göteborg
✅ Ganadores del Premio Right Livelihood 2017 trabajan por la inclusión y la justicia

Anuncio google
Venecia: Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas
Italia | Actualidad
Hoy día, en un mundo lleno de conflictos y conmociones, el arte es testigo de lo más valioso que nos convierte en seres humanos. Es el terreno principal para la reflexión, la expresión individual,...

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad
Ultimas Noticias