Estocolmo.se
Estimada Mujer: Generalizo tu nombre...


Estocolmo | Crónicas urbanas
Publicada:2013-03-04
Por Alejandro Fischer Alquinta*

Estimada Mujer: Generalizo tu nombre, porque siento que es correcto.
El mundo te nombra, te busca por todos lados. Son momentos de Campanarios.
La búsqueda tiene sus particularidades y un denominador común. Además, pienso, que es muy feo y penca que esta búsqueda, dure solo un día, de 360.




Sin pretender herir tus sentimientos y todo tu ser, me gusta verte como te veo y como siempre te he sentido: No es de mi agrado, que usen tu nombre ni persona, para aumentar graneros y bodegas.

Siempre los Imperios, no importa sus orígenes ni naturaleza, te han puesto, en cuerpo entero y para la foto; simbolizando lujurias desatadas por la miseria, estados, proyectos y control… para echarte la culpa, por si algo sale mal, en los enfrentamientos verticales y de clases.

Te vez imponente, majestuosa, en la Estatua de La Libertad en Nueva York… La Capital de las “Pilastras”.

Personificando la Justicia, te encapuchan los ojos, para que no veas los despojos; para que no veas, en los ojos del culpado la desesperación del hambre, de la explotación, del dolor, del miedo...

Te dejan a ti sola con la espada y la balanza… No puedes ver con tus ojos encerrados, la manipulación de la “romana”, el genocidio de la espada.

Es hermoso que seas sensual, y dueña de vértices y valles; lagos montañas y cerros. Tener esa geografía, es parte de tu natura.
Pero es manipulativo y condenatorio, que te hagan vampiresa y tientes al “perla”, que te pusieran al lado, a comer manzana…
Mujer, amiga… Te veo siempre como el comienzo de todas las cosas…Jamás la tecnología, ni el Cuco tampoco, podrán reemplazar tu significado infinito del mañana. Solamente tú, puedes ser madre y mujer.

No trato de adularte, es solamente mis sentimientos de tu ausencia; que me aprietan el “cogote”y hablo.

Desde mi niñez más temprana que no te tengo, más bien, no sabía que podría existir un ser como tú. Me dedique a mirar para los lados y los tiempos me enseñaron, que cada uno de nosotros, tenemos un Anden, un término de viaje… Y cuando se llega, hay que bajarse… MI madre se bajó. Lo que siento, es que el viaje de ella fue muy re´corto.

Alcanzo a ser madre, le falto tiempo, quizás, hasta para ser Mujer.
Estimada Mujer, confieso, que por culpa de las experiencias y de añoranzas, te divido en dos… Estoy igual que los curas, tres personas en una… Las pilastras hacen lo mismo; el chicle dos en uno por ejemplo.

Yo te miro en paralelo.
La mujer uno, es la que procrea, la que en su vientre de damasco, se construye segundo a segundo, un nuevo día para la eternidad del planeta. Siempre y cuando no salga un engendro y suelte las pesadillas de Hiroshima y Nagasaki.

La mujer dos, es aquella que sabe, que lo que hace, es más que parir.

El parir es algo maravilloso, pero también es algo natural, incrustado y que mandata, desde los orígenes, hasta el último rinconcito de nuestro cerebro…: Vivir, sobrevivir, desarrollarse, trasformar, cuidar, amar.

No todas las mujeres pueden parir, ni tampoco todos los hombres pueden ser socios del procrear… Pero son los menos, si hablamos de la acción de parir…

Pero somos todos, todos los responsables de ese viajero nuevo, que viene a darnos más posibilidad de existir en forma digna, armónica, de bienestar.

Y llegamos a la contradicción del nacer, del vivir, del comer y del morir.

Las sociedades, los grupos sociales, las cajas de Pandora, las clases sociales y la manzana, ven de distintas maneras los parimientos.
Para algunos son “cachos”; para otros, vienen en el paquete; para la mayoría una bendición.

Para el riquerio como estructura, es fuerza de trabajo, ojalá barata; para que otros puedan tener ilusiones, sueños, bienestar.

El socio de la mujer, le tiene miedo a la mujer. Unos más, otros menos; es una escala de acuerdo con la calidad humana.
¿Qué mujer no quiere lo mejor para su hijo; no interesa que pueda o no pueda engendrar?

Por lo general, las sociedades, los imperios, han visto a la mujer, como productora de soldados, labriegos, esclavos, obreros, mano de obra gratis o barata. Han usado la violencia de género, para anularla, arrinconarla, no estoy hablando de 500 años atrás, ni de ayer tampoco, estoy hablando de millones de años que se fueron.

El hombre es un animal de costumbre, de referentes… Tanto es el machaqueo, ya que tienen la voz cantante y la comunicación; que la opresión se te mete en la sangre, en el pensar, en todos los malditos días de tu existencia y te transforma en una esclava, en un objeto que muestra el poto en los festivales, entre más empelota más “cool”.

Es en una sirvienta, no solo del socio que escogiste, que te escogió, que te escogieron, sino de toda una sociedad, una cultura, una logica forma de vivir, de existir.

¡ Chemimare ¡ :Por eso es tan hermosa la mujer y el sabe…
El saber sublevado.

La mujer ya no es la de antes, al menos no todas. No es un utensilio que sirve para mitigar el cansancio del socio.

La historia de la explotación del hombre por el hombre, le hizo ver a la mujer: Sus hijos desgastados, sin dientes, alegren despues del vino; poetas sin versos, guitarreros sin guitarra.

Esa realidad le abría los ojos como flores.
Flores que están en un jardín hermoso pero siniestro a la vez. Un jardín de melgas e intereses diferentes.

Se sacó el delantal mierda, se puso otro, que sirve para todo:… Gallardo, altivo, aguerrido, solidario y de mañanas.

La Mujer está cambiando este mundo, para que el inquilino de su vientre, al salir de viaje, tenga un mejor vivir, que las que tuvo, en las paredes interiores, de duraznos de su cuerpo
No vaya a salir por ahí, un hijo de su madre, un iluminado que diga que la miseria y andar sin casa, es adherente a la vida.

Por deber y por derecho, quiero Mujer saludarte y pedirte disculpa por la arrogancia y cobardía de tus socios, incluido yo.

También quiero pedirte que no te hagas la sueca.

Tú sabes de la arrogancia, de los cachiporreos, debilidades e intereses. Yo sé, que tú sabes, que tienes mejores posibilidades que cualquiera cosa masculina, para guiar este planeta por otros rumbos.

Rumbos totalmente diferentes. No todos podemos ser iguales, pero todos tenemos la belleza y la posibilidad de entender estas cosas.
Mujer,danos la posibilidad de seguir escribiendo la historia… Al fin y al cabo, somos tus hijos… y tienes que cuidarnos.

Quiero aprovechar, para saludar a mis camaradas mujeres, a ti Regina… a mi hermana Julia, mis sobrinas, mis hijas, nietas, a mi esposa Nancy y a quien no conocí…: La mujer que me parió: Marta.
Muchas gracias.
Alejandro Fischer Alquinta.
2013-03-03


Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Estocolmo

✅ En Estocolmo, plaza Sergels torg se conmemora los 50 años de la caida del Che.
✅ Conversatorio Guillier Suecia
✅ Paco bueno, paco malo
✅ Presentación del poemario Vivencias poéticas
✅ El Congreso de Panamá de 1826 y las lecturas del siglo XIX latinoamericano

Anuncio google
Venecia: Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas
Italia | Actualidad
Hoy día, en un mundo lleno de conflictos y conmociones, el arte es testigo de lo más valioso que nos convierte en seres humanos. Es el terreno principal para la reflexión, la expresión individual,...

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad
Ultimas Noticias