Estocolmo.se
Con un gesto de sonrisa en ristre


Estocolmo | Actualidad
Publicada:2013-08-15
Por Alejandro Fischer Alquinta*

Con una sonrisa en ristre, en mi paisito, los naranjos enamoran las esperanzas…créanme, no es ningún chiste ni cuestión platónica… Es la espera más terrenal que existe, de carne, huesos y sentimientos.



Azahares y Cerezos
Con una sonrisa en ristre, en mi paisito, los naranjos enamoran las esperanzas…créanme, no es ningún chiste ni cuestión platónica… Es la espera más terrenal que existe, de carne, huesos y sentimientos.

Tengo una comunión de amor con el azahar; quizás los habitantes pasajeros o de raíces, en este país, Suecia, me entenderán, si recuerdan esos cerezos en flor, en el “jardín del rey” en Estocolmo. Es algo hermoso, que se repite cada año y cada año será diferente, hasta el infinito.

Quizás a la cereza chiquitita se la comió una Urraca, no importa, pero fue flor y fue cereza; faltó el cabro con la honda, para espantar al pájaro… y por la cereza mi entendimiento se enconcha, y me habla del crimen horrendo en el Japón… en el Japón, país de cerezos en flor, un agosto de 1945, era tiempo de recoger el arroz… una nube de infiernos se desató en Hiroshima y en Nagasaki…: El presidente gringo Henry Truman mando matar a 90.000- 116.000 seres humanos. Hijos del sol naciente, quedaron en cenizas o en pedazos de huesos que respiraban, lloraban y gritaban…todavía se llora en Nagasaki.
¡ Hipócritas, arrogantes, vanidosos, maquiavélicos!!

Justificaron el crimen de los habitantes de arroz, para terminar de una vez para siempre, la guerra en contra de Alemania y sus aliados.

El Ejército Rojo, con veinte millones de muertos a cuesta, tres meses antes, un 8 de mayo, hacia capitular a la Alemania nazi.

No había necesidad de tanto genocidio… de tanto japonés por siempre ausente…: Había necesidad de mostrar un poder infinito, de advertir, de amenazar, de chantajear, de advertir a los hijos de Lenin, al mundo entero; que un nuevo tiempo era concebido…

Un tiempo de guerra fría en todos los niveles del accionar, de la vida humana.
En busca de construir el socialismo se han cometido cientos de errores y crímenes; es cierto, pero también es cierto, que jamás, la inmensa mayoría del pueblo, había respirado y sentido la libertad caminando por calles y fabricas… y que hoy, empiezan a añorar.
Lev Yashin, fue arquero del Dinamo de Moscú, en los tiempos de la Unión Soviética, hasta ahora, es el único arquero en el mundo, que haya sido galardonado por la FIFA, como el mejor jugador de fútbol en el mundo. Yashin, “La raña negra”, se quejaba de los arbitrajes “saqueros”en el mundo del deporte, en contra de los países que conformaban el área socialista… La cuestión era ganarles a los comunistas terroristas. Hoy, unos días atrás, se denuncia que, desde 1960, más o menos, los deportistas alemanes del lado occidental, eran todos dopados, como parte sistemática, de su preparación física. Esta actitud, tenía como objetivo, demostrar al mundo la superioridad de la Alemania occidental, sobre todo ante la Alemania oriental, una Alemania con vías al socialismo.
Yo soy de Azahares, de septiembre, de naranjos y naranjas… yo soy “upeliento”:Upeliento por generación y entendimiento.

Por generación, porque en mi existir, se hizo carne, la idea de la unidad, lo difícil de las alianzas, lo complicado de ver el bosque, en medio de tantos arboles.
Por que los de mi generación, trabajábamos como locos, para ceñir de azahares y de cobre, a esa novia linda, enamorada de su pueblo humilde y su pueblo de ella.

Se nos apestaron los naranjos… las plagas de Egipto fueron y son “chupete y guagua” en comparación a lo que ha sufrido mi pobre chilecito desposado. Paisito que está aprendiendo a reír de nuevo.

Estimado compatriota y queridos hermanos del Sur… Ha costado y cuesta tener y mantener un naranjo sano… y resucitarlo cuesta una eternidad y muerte; por eso, se me “almorrana” el alma, al ver tantos limpiadores de naranjos, con fórmulas milagrosas, que, en algunas instancias, tengo miedo que las ninfas, me enamoren de verdad a Ulises y quede Penelope sin azahares otra vez.

Una gran parte de mi generación de Amaranto esta muerta; la mataron, otra murió, producto del sistema, como mi hermano guatón, Carlos Romero, a otros, la “pelá” los pillo con las manos en los bolsillos y fumando… el resto andamos mirando el rulator, las hormigas, nos juntamos, cambiamos herramientas, discutimos, andamos serios… un aire diferente se perfila en los mañanas, andamos enormemente cachudos…

Y no es para menos… Esta cuestión de vestir al país de nuevo, la han convertido en una pasarela de temporada, una mercadería, para demostrar quienes son los mejores modistos o vendedores.

En el mismo seno del desarrollo de la clase obrera, nuestra organización fue madurando, pasamos las mismas problematicas y aventuras; nuestros dirigentes, obreros de todo oficio, visualizaron la lucha contra el capital de la manera que era posible y soñadora.
A través del voto, llegar al parlamento.

Eso se traduce, en una enorme tarea politica de educación, de entendimiento y de la irrefutable necesidad de una lucha de clases, en medio de una vorágine de desclasados, engañados y por gusto.

Y en ese barquito de papel, nos fuimos rio abajo. No quiero hablar de muertos que quedaron para siempre recordados en los caminos… El gobierno de Aguirre Cerda, nos dio más experiencia y convencimiento, que por ahí eran los caminos… a pesar de la traición de Gonzales Videla…

Y así llegamos al convencimiento que la unidad de todas las fuerzas de avanzadas y de izquierda nos podría llevar a la Moneda. No crean ustedes que esa idea y su conformación fue fácil… se andaba más cachudo que ahora…:Que los radicales, la ley maldita, que Allende no, la izquierda Cristiana tampoco, que el Mapu menos… etc., etc. Había como ahora, muchos iluminados.

No, no fue fácil… ninguno de los que estábamos ahí, estábamos preparados, en ninguna de las formas, que tiene que tener un partido revolucionario, cuando se enfrenta contra el Imperio. Eso no lo sabíamos, no lo entendíamos.

Lo que paso, ustedes lo saben.Cada colectividad saca sus conclusiones pertinentes… Yo me quedo con lo que dijo Julieta Campusano…”No me meto en ninguna hueva más, sin saber manejar un tractor y una metralleta”.

Esta cosa que digo tiene procesos e historias largas...Yo no sé cuántos parpadeos se necesitan para entender algo, especialmente nosotros, que somos por “apaleados” un tanto lentejas.

Los hechos históricos, las posibilidades, las realidades cotidianas, las interpretaciones de las necesidades del pueblo, la educación, te mandata una táctica y una estrategia. Esa fue la política de Rebelión Popular y de masas, en la que el pueblo tenía el deber y el derecho a rebelarse en contra de la tiranía, utilizando todas las formas de lucha. La intensidad de esa violencia la ponía, como es lógico, el Imperio.

Se desarrolló otra forma de lucha, algunos le dicen poblar el “vacío histórico”.
Ese poblar nos llevo a participar en conflictos internacionales de liberación nacional y comenzar a pagar con la misma moneda a la dictadura. No se trataba de ganarle en guerra, ni mucho menos, a un Ejército profesional, se trataba de

otra cosa, algo inmenso, que encierra todo. Darle de vuelta, la dignidad a un pueblo pisoteado.

Esta palabrita…:Dignidad, nos ha costado mucho, se han cometido equívocos, de forma y contenido… pero indudablemente, lo que sucede ahora, actualmente en mi paisito, es fruto, azahar, de la política de rebelión popular…

Decía un iluminado, como que si fuera a comprar pastillas de menta, que lamentaba el fracaso, del atentado al ladrón; la respuesta a este atentado, fue para nosotros desesperadamente doloroso y creo que el resultado habría sido el mismo, con el ladrón o sin él. Por qué digo esto… el atentado, las movilizaciones sociales y de todo tipo, le dijo en la oreja al riquerio: es mejor cambiar el equipo, cueste lo que cueste; si no, vamos a perder “pan y pedazo”.

A nosotros esa reflexión, fue un parpadeo que duro 40 años… Siento que fue para mejor, no habríamos podido vivir en medio de pirañas y hienas.

En nuestro quehacer y desarrollando la política de rebelión popular, con todos nuestros bártulos a cuesta, capachos llenó de flores que simbolizan nuestros héroes, estamos en esta nueva alianza, en un tiempo de correlaciones de fuerza diferentes, de tiempos diferentes: somos parte de “Nueva Mayoría”. Es muy posible que en esta lucha sin cuartel, saquemos nueve diputados y un senador… es posible…

Que el pueblo obrero tenga 9 representantes en el parlamento, significa una “bancada” parlamentaria, es decir, no tenemos que andar chupando callos, para levantar y pelear justicia y bienestar para el pueblo.

No todo es naranja o azahar, hay cosas que se nos olvida… Tendremos que hacer una ofensiva mayúscula, en esta ausencia.

Nosotros y otros nos llenamos la boca con la cuestión de: poder popular.

De allí la importancia de los alcaldes, sin embargo, nos olvidamos de LOS CORES, que son los consejeros y reguladores del poder de las Intendencias… vienen a ser como los antiguos regidores, que eran autoridades locales, estos Cores son regionales. Es una instancia de poder grande; mas encima su elección, no entra en el candado binominal.

LOS CORES son una garantía, es una practica para la defensa, de los derechos, de las conquistas de los trabajadores.
Muchas gracias.
Alejandro Fischer A.
2013-08-07



Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Estocolmo

✅ En Estocolmo, plaza Sergels torg se conmemora los 50 años de la caida del Che.
✅ Conversatorio Guillier Suecia
✅ Paco bueno, paco malo
✅ Presentación del poemario Vivencias poéticas
✅ El Congreso de Panamá de 1826 y las lecturas del siglo XIX latinoamericano

Anuncio google
Venecia: Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas
Italia | Actualidad
Hoy día, en un mundo lleno de conflictos y conmociones, el arte es testigo de lo más valioso que nos convierte en seres humanos. Es el terreno principal para la reflexión, la expresión individual,...

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad
Ultimas Noticias