Estocolmo.se
A Pedro Lemebel


Estocolmo | Columna de Fischer
Publicada:2015-02-03
Por Alejandro Fischer Alquinta*

"No me cambien a mi partido", fueron las palabras que dijo Pedro Lemebel a Guillermo Tellier y a Karol Cariola
Cual habrán sido sus temores, su reflección, su estado de andar cachuo, como también podría haber sido un estado de orgullo maduro, de caminos viejos, de sabiduría de primaveras y de futuros.




"No me cambien a mi partido", fueron las palabras que dijo Pedro Lemebel a Guillermo Tellier y a  Karol  Cariola
Cual habrán sido sus temores, su reflección, su estado de andar cachuo, como también podría haber sido un estado de orgullo maduro, de caminos viejos, de sabiduría de primaveras y de futuros.
Este telar de palabras tiene un significado enorme, además que fueron dichas a dos grandes cuadros de mi creencia...Guillermo y Karol.
Nuestro mundo Sur, casi a "poto pelao" lleva mas de 100 años luchando, contra un todo poderoso enemigo...No es llegar y decirlo, no, se esta hablando de una instancia de hacer  política que necesita, permite y empuja a miles de personas, por segundos a la muerte
No quiero hablar de guerra ni de muerte; quiero empelotar y que empeloten conmigo, prenda tras prenda, trazo tras trazo, dejar a Pedro desnudo y leer en su intelecto de carne y hueso, su temor, su confianza, la historia...porque pidió:

"No me cambien a mi partido.".
Hablando solo de mi paisito, podemos decir, que nuestra creencia tenia ojos y orejas en Europa, especialmente en la Rusia zarista...eran ojos terriblemente jóvenes, ambiciosos...Se quería ser vanguardia de la clase obrera, de los hambrientos del salar, interprete de ella...

Por ahí empezaron los forros, la inmadurez política, lo infantil que se interpretaban las relaciones sociales, las luchas sociales,el desconocimiento de la clase misma...

No es necesario tener hambre y pantalones surzidos, ser analfabeto, para pertenecer a la clase trabajadora, explotada, manipulada... : "la pobreza" , esa lacra social, ese crimen de Estado permitía el aislamiento social y de la misma clase, la lucha de clases dentro de la clase  impedía llegar a acuerdos en las prioridades, método y forma . Se perdian en encontrar la contradicción principal del momento.

Escribir y leer los títulos, siempre sera fácil.
El problema era como explicar, educar que las cosas deseadas estaban lejos, iba a ser largo el camino de batallas y conquistas.

No era una cuestión académica, era mas bien, un sentir, un tener los pies machacando en el barro con paja, a "pata pela" haciendo adobe.

En esos tiempos, se hablaba de los bolcheviques, del avanze del trabajador en las cuestiones del pan, su distribucion, la guerra y de los sindicatos

Que iba a sentir ese campesino obrero encepado bajo el sol o con barreno en mano, sabiendo escribir solamente "mama"; que sintió, cuando les decían :

"Que a través de un enfrentamiento de clases, triunfar en los campos de batalla, tomar el poder, construir un poder popular, poder en continuo, participativo, e ir edificando una nueva forma de existir.

Como iba a pensar, mi obrero hermoso, en esos terminos, como saber; que se necesitaban esas condiciones políticas y sociales, para darse los partimientos del hombre nuevo...Habitante que tendrá también que enfrentar los nuevos problemas y desafíos que nos da la dialéctica de la historia y la cultura.

En esos orígenes, en esa geografía intelectual, de obreros explotados, oprimidos y prisioneros en su propia clase, en su instinto de clase, comenzarian los diálogos descalificativos, los panfletos, los mítines, los cepos, la miseria, zapatos rotos, cuellos zurcidos, huelgas, torturas, periódicos, imprentas, teatro, clubes sociales, pichangas y coscachos, casamientos, asi no ma, prostíbulos, pensión soto, boliches, callos por todos lados, manos y labios partidos...alturas, distancias, soledades...chemimare:
Se andaba buscando caminos.

Nuestros dirigentes originarios fueron unos gigantes...comenzaron con un partido con tijerales de hambre, de instinto de clase en su mayoria, de andar arrancando, de vagabundo, de agitador social.

Se ha escrito harto sobre la vida de mi creencia y de sus cosas; incluso llegue yo, a escribir que el partido ha estado mas preso y perseguido que en libertad.

Un partido amado u odiado, un partido sano o peligroso, mortal...que lucha con todo su "mosto", para darle al pueblo dignidad, derechos y deberes, que lucha  para que el trabajador entienda, que el costo de ese pedazo de pan con mantequilla que esta comiendo, fueron para los obreros dirigentes que consiguieran esas regalías, tres días en los calabozos, a pura agua ; luego la expulsión  de los campamentos obreros, para volver otra vez fondiao.

Al decir Don Elias, nombro a todos, todas...Ellos fueron los que parieron, entrelazados con su pueblo al partido Comunista de Chile....

A ese partido se refería Pedro Lemebel...Ese era su partido...

Ese partido sigue igualito, igual  también  sus enemigos declarados y adversarios, es una cuestión de existencia de clase..lo que ha cambiado es la vestimenta, el poderío de sus enemigos, sigue creciendo de acuerdo a la masificación de la pobreza.

Yo entiendo y siento los temores e interrogantes de Pedro Lebemel...

Nuestra creencia es tan creencia como todas las creencias, con sus debilidades y fortalezas, se tiene un silabario y un manual; tiene una forma de ser y actuar que se va adquiriendo, adheriendo  mientras se va madurando.

En todo esto hay algo mágico...No es que a Don Emilio y a otros, hayan sido Guro y se les  ocurrió formar un grupo de adoradores del fantasma rojo de Marx, que andaba volando igual que la calandria, no, sabemos que detrás de eso hay una base científica, experiencias históricas, etapas históricas, que le dan razón de ser, razón de existir.

Lo mágico es que la gran mayoría de sus militantes de sus amigos, esos libros científicos que le dan explicación a la plusvalía por ejemplo, lo han visto solamente en las tapas de algunos libros...sin embargo, son capaces de dar su vida por su partido, ellos sienten que la tierra es para el que la trabaja, no para el que la tiene, que no se sabe ni como la obtuvo...

El pueblo trabajador sabe que el riquerio no es diferente a ellos, Saben, instuyen, que son sus enemigos mortales, son de otra clase, social y ladrona...

El pueblo trabajador, armado con su conciencia , los guiara, para que juntos construyamos un mundo diferente...

Eso es lo mágico...

Ahora tener enemigos y adversarios nunca ha sido difícil...los medio de producción demanda campos de batallas.

Plantear y desarrollar una estrategia, una táctica, una idea y aplicarla, es mas difícil por dentro que por fuera...la humildad y la tolerancia, los principios, valores, el oportunismo, los desamores, mala lecha mala voluntad, el cansancio, las desiluciones, las enfermedades han sido un acompañante inseparable...

Solamente la fidelidad, el amor al proletariado, ha sido el sentimiento que nos ha empujado a seguir construyendo sueños.

La muerte de Luis Emilio Recabarren, no es algo ajeno a lo que digo...los cientos de camaradas, que dejaron abandonados los azadones y los miles que los han recogido de nuevo, tampoco lo es...

Hemos pasado por cosas horribles, desde los cepos humillantes en las salitreras, hasta el destrozo de 34 proyectiles en la carne y huesos de Víctor Jara...

Para destruirnos han comprados conciencias, querían cambiarle el nombre...les daba vergüenza ser comunistas, les daba verguenza la Unión Soviética...Pueblo que ofrendo mas de 20 millones de sus hijos, para impedir el avance de la bestia parda, el sentido de clase, fue para algunos un perfume que duro lo que tenia que durar.

Hubieron algunos que creyeron que era el momento de una rebelión y salida a las calles....habría sido una matanza, un crimen del Partido.

La política de alianzas ha sido nuestro tablero de ajedrez para continuar peleando...el llegar a la luna y poner un Mac´Donald es tan difícil para el imperio, como para nosotros es, formar un sindicato formada por heroicos trabajadores, sabedores que son ellos los llamados a ser los construtures históricos de una nueva vida.

Y todas estas cuestiones dependen de las correlaciones de fuerza...una alianza política, sana, de verdad, podría dar una correlación de fuerza tal, un poderío, que sin mucho esfuerzo cambiaría la vida en mi paisito.

Por eso, el partido de Recabarren  forma parte de Nueva mayoría...es una alianza inteligente, además histórica, pues en ella confluyen organizaciones contrarias en el pensar, en el caminar, en el mirar...llegara el momento, que algunos objetivos, quedaran en el camino para su desarrollo integral, llegara el momento, otro momento histórico, que se jugara al "calabaza, calabaza, cada uno para su casa"....cada uno se pondrá su propia armadura...en el campo de batalla habrá quedado el riquerio sin sus privilegios, obligados a jugar con otras reglas, otras piezas, otras garantías...

Descansa en paz Pedro Lemebel, tu partido esta igualito a como le dejo Galo Gonzales y sera siempre como tu lo has querido.
Infinitas graacias por tu aporte a la vida, gracias por tus cariños.
Muchas gracias.

Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Estocolmo

✅ Arranco por los techos.
✅ La cuestión esta dispareja.
✅ CENA BAILABLE AERCHI-SUECIA
✅ LAS ENFERMEDADES DE LA TERCERA EDAD
✅ Estrategia: Estamos en un Estado de Derecho

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel