Estocolmo.se
Cómo la unión de Irán, Rusia y China está cambiando el mundo


Asia | Estrategia
Publicada:2017-01-03
Por Agencias

Los errores de cálculo de EE.UU. han contribuido al surgimiento de un mundo multipolar impulsado por tres poderes geográficamente distantes, pero con grandes intenciones de integrar las estructuras vitales del comercio global.



Los errores de cálculo de EE.UU. han contribuido al surgimiento de un mundo multipolar impulsado por tres poderes geográficamente distantes, pero con grandes intenciones de integrar las estructuras vitales del comercio global.

La ambición de EE.UU. por la hegemonía global "paradójicamente" ha acelerado el surgimiento de un mundo multipolar, donde el papel de Washington será el de un "simple observador" de integraciones que revolucionarán el mundo en los próximos 50 años, según la revista Strategic Culture Foundation.

Acontecimientos como la guerra en Siria, el bombardeo de Libia, el golpe de Estado en Ucrania, las sanciones contra Irán y la presión contra Pekín en el mar de la China Meridional han impulsado la integración de tres países, que a principios de los años 1990, tenían muy poco en común: Irán, China y Rusia.

La necesidad de luchar contra un problema común, representado por una creciente influencia estadounidense, ha obligado a Teherán, Pekín y Moscú a resolver sus diferencias y adoptar una estrategia común para defender su soberanía, adoptando una serie de acciones económicas y militares para repeler la amenaza existencial proveniente de Washington.

Democracias liberales y guerra híbrida
Aunque la guerra híbrida suele ser vista por las democracias liberales como algo para defenderse, algunos están empezando a sugerir que debería emplearse ofensivamente. Kaan Sahin argumenta que hacerlo de manera integral sería un acto de auto-sabotaje.
Imponiendo a la fuerza su visión a los demás

Por su parte, EE.UU. en lugar de desempeñar el papel de una superpotencia mundial interesada en los negocios y el comercio con otras naciones, sigue considerando que cualquier decisión extranjera en materia de integración, finanzas, economía y desarrollo se encuentra dentro de su ámbito exclusivo. Aunque su principal propósito es simplemente explotar todos los instrumentos económicos y culturales disponibles para prevenir la cohesión y la coexistencia entre las naciones, utilizando históricamente el componente militar para imponer su visión al resto del mundo, lamenta la publicación.

Sin embargo, en los últimos años, gracias a la desdolarización y a la integración económica y militar de Irán, Rusia y China, con ambiciosos proyectos como la nueva Ruta de Seda, el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura o el Área de Libre Comercio de Asia Pacífico han permitido a naciones pequeñas contar con alternativas de desarrollo y mejores acuerdos comerciales.

Este ejemplo de integración entre poderes geográficamente distantes, pero con grandes intenciones de integrar las estructuras vitales del comercio, plantea una seria amenaza para los procesos hegemónicos globales estadounidenses. Los errores de cálculo de EE.UU. lo han relegado al papel de simple observador de cooperaciones e integraciones que revolucionarán la zona eurasiática y el planeta durante los próximos 50 años, finaliza el artículo.

Integración económica
Al analizar el poder económico de Estados Unidos, está claro que organizaciones supranacionales como la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial garantizan el papel de Washington como líder económico. Los pilares que apoyan la centralidad de los Estados Unidos en la economía mundial pueden atribuirse a la política monetaria de la Fed y a la función del dólar como moneda de reserva mundial.

La Fed tiene capacidad ilimitada para imprimir dinero para financiar el poder económico adicional del sector privado y público, así como para pagar la factura debido a guerras muy costosas. El dólar estadounidense juega un papel central como moneda de reserva global y se utiliza como moneda para el comercio. Esto prácticamente obliga a cada banco central a poseer reservas en moneda estadounidense, permitiendo así perpetuar la importancia de Washington en el sistema económico global.

La introducción del yuan en la cesta internacional del FMI, los acuerdos mundiales para el Banco Asiático de Inversión en la Infraestructura (AIIB) y las protestas de Beijing contra el trato de la Organización Mundial del Comercio (OMC) son alarmas para los estrategas estadounidenses que ven el papel De la moneda estadounidense erosionando. En Rusia, el banco central decidió no acumular reservas en dólares, favoreciendo en cambio moneda extranjera como la rupia india y el yuan chino. Las agencias de calificación -las herramientas de la oligarquía financiera occidental- tienen una credibilidad cada vez menor, convirtiéndose en medios para manipular los mercados para favorecer intereses específicos de Estados Unidos. Las agencias de calificación independientes chinas y rusas son una confirmación adicional de la estrategia de Beijing y Moscú para socavar el papel de Estados Unidos en la economía occidental.

Fuente:strategic-culture

Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Asia

✅ Chile llama a la puerta de Rusia y busca acercarse a la Unión Euroasiática
✅ Irán da por zanjado el tema del suministro de los sistemas rusos S-300
✅ La organización de hackers más secreta del mundo
✅ Shinzo Abe, lider japones, se prepara par contrarrestar el poder de China
✅ Conflicto en el Paralelo 38

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel