menu vertical

Puerto Montt 1853-2017


Chile | Actividades
Publicada:2017-02-12
Por Agencias

Pérez Rosales decidió fundar un puerto en Reloncaví que funcionara como puerta de entrada a la zona de Llanquihue y como conexión marítima tanto con Chiloé como con Valdivia. Así, el 12 de febrero de 1853 fundó Melipulli, renombrada posteriormente como Puerto Montt en honor al Presidente Manuel Montt.



Noticias Relacionadas Chile


Consejo de la Cultura celebra Día del Libro con presentación de campaña Aquí se lee

La respuesta de Bachelet a los reos de Punta Peuco que piden indulto

ME-O: El socialismo se convirtió en un especulador de encuestas

Douglas Tompkins, las teorías de la conspiración y la posverdad

CHILE DA OTRO PASO CAMINO HACIA NUEVA CONSTITUCIÓN

Chile lamenta muerte de Zaida Catalán en misión de paz ONU en Congo



En el siglo XVII, los españoles mantuvieron un mayor contacto en la zona por medio de malocas esclavistas; la frontera con los huilliches era “de guerra viva” con salidas desde Chacao, Carelmapu y Calbuco. Producto de ello, los huilliches que habitaban la zona terminaron por abandonar los terrenos vecinos a los fuertes chilotes que fueron instalados en el territorio de la actual provincia de Llanquihue; de tal manera que en el siglo XVIII se consideraba deshabitado el territorio boscoso de esa zona (las malocas españolas finalmente dejaron de realizarse por orden de la Capitanía General).

Durante la guerra de independencia, luego del combate de El Toro en marzo de 1820, la región comenzó a pasar definitivamente a depender de la nueva república de Chile.

Establecida la república de Chile, la Colonización de Llanquihue, y el crecimiento y expansión de las ciudades y pueblos, llevarían a la actual distribución de las comunidades huilliches en la zona; que significó finalmente el arrinconamiento de la población originaria hacia la costa y la cordillera. Ello ya que la experiencia colonizadora sobre el territorio indígena huilliche estaba el desconocimiento del concepto de ocupación del espacio propio que tiene el pueblo mapuche-huilliche, quienes vivían a orillas de los ríos y lagos de forma permanente, pero cuyo territorio se extiende hacia otras zonas, como las zonas cordilleranas, hasta donde acceden sólo temporalmente en busca de recursos de caza, recolección y pastoreo. Así, la visión colonizadora combinó conceptos de asentamiento y posesión, considerando que las zonas de los bosques no estaban pobladas o sólo poblada en algunos sectores; por lo cual se concluyó que donde no existían viviendas se considerarían a esos terrenos como baldíos; y por lo tanto, propiedad del fisco chileno.


Proceso de colonización alemana
    Durante la década de 1840, el Gobierno de Chile inició el proceso de establecimiento de colonias en la región de Llanquihue y Valdivia, con tres objetivos básicos: la explotación de los abundantes recursos naturales de la zona sur del país, incorporar efectivamente dichos territorios a la soberanía del país y así evitar la ocupación de la zona por potencias extranjeras, y de llevar población de origen europeo en zonas donde había en su mayoría principalmente comunidades nativas.

    Esto ya que en la implementación del proceso colonizador del gobierno de Chile sobre el ancestral territorio indígena Huilliche, estaba el desconocimiento del concepto de ocupación del espacio propio que tienen los mapuche-huilliche, quienes vivían a orillas de los ríos y lagos de forma permanente, pero cuyo territorio se extendia hacia otras zonas como la zonas cordilleranas, lugares donde acceden sólo temporalmente en busca de recursos de caza, recolección y pastoreo, a ello se suma que en la zona de llanquihue existían grandes zonas cubiertas de bosque que estaban deshabitadas de comunidades indígenas, producto de las malocas esclavistas realizadas hasta el siglo XVIII por los españoles de Chiloé. Así, La visión colonizadora Chilena combinó los conceptos de asentamiento y posesión, considerando que las zonas de los bosques a colonizar no estaban pobladas o sólo eran pobladas en algunos sectores; por lo cual las zonas donde no existían viviendas se consideraron como terrenos baldíos, y por lo tanto, propiedad del fisco chileno.

En 1845 por iniciativa del Presidente Manuel Bulnes, fue promulgada la Ley de Colonización con la que se inicia el proceso de inmigración de colonos de orígenes alemán y austrohúngaro. Para esto, es encargado de reclutar inmigrantes en Europa al navegante Bernardo Philippi que se enfrentó a las dificultades y reticencias de los alemanes de emprender dicha aventura a un territorio alejado y apartado de la civilización. Philippi tuvo que entregar enormes concesiones para incentivar a los alemanes, pero posteriormente se enfrentó al rechazo gubernamental de traer inmigrantes de religión protestante. Finalmente, el primer grupo de inmigrantes llegó a Valdivia en 1846 y se establecieron en las cercanías de la zona de La Unión.

    Seremos chilenos honrados y laboriosos como el que más lo fuere, defenderemos a nuestro país adoptivo uniéndonos a las filas de nuestros nuevos compatriotas, contra toda opresión extranjera y con la decisión y firmeza del hombre que defiende a su patria, a su familia y a sus intereses. Nunca tendrá el país que nos adopta por hijos, motivos de arrepentirse de su proceder ilustrado, humano y generoso...

    Carlos Anwandter, inmigrante alemán, 18 de noviembre de 1851



El Establecimiento - Agente Vicente Pérez Rosales
    En Chile, Vicente Pérez Rosales estuvo a cargo de la implementación y organización del proceso de colonización, administrando la entrega de tierras, ganado, herramientas, alimentos y materiales a los nuevos habitantes. En 1851 llegó un nuevo grupo más numeroso que se estableció en la isla Teja en Valdivia.

    Pérez Rosales comenzó a expandir la región de colonización hacia el sur a la zona en torno al lago Llanquihue. Para esto, convenció al gobierno de formar en 1853, el "Territorio de Colonización de Llanquihue" comprendido entre los 40°50 y 41°45 de latitud sur, limitando al norte con la provincia de Valdivia y al sur con la provincia de Chiloé, abarcando el seno de Reloncaví. Pérez Rosales decidió fundar un puerto en Reloncaví que funcionara como puerta de entrada a la zona de Llanquihue y como conexión marítima tanto con Chiloé como con Valdivia. Así, el 12 de febrero de 1853 fundó Melipulli, renombrada posteriormente como Puerto Montt en honor al Presidente Manuel Montt. De igual forma, fue fundada junto al Lago Llanquihue, la ciudad de Puerto Varas, en honor al ministro Antonio Varas.

    La inmigración de colonos, principalmente de origen alemán, permitió la incorporación de la zona a la soberanía chilena. Solo en este periodo entre 30.000 a 40.000 alemanes llegaron a al sur de Chile.

Eje estratégico de las comunicaciones australes
    En febrero de 1853, Vicente Pérez Rosales fundó en la playa de Melipulli (ribera norte del seno de Reloncaví), la villa de Puerto Montt como puerto de entrada y vía de comunicaciones hacia la impenetrable región del lago Llanquihue, centro de la colonización alemana...

El 12 de febrero de 1853, Vicente Pérez Rosales fundó, en la ribera norte del seno de Reloncaví, precisamente en la playa de Melipulli, la villa de Puerto Montt como puerto de entrada y vía de comunicaciones hacia la impenetrable y prístina región del lago Llanquihue, centro de la colonización alemana. Durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, el progreso de Puerto Montt fue notable. El censo de 1895, contabilizó 4.667 habitantes y el de 1907, registró una población de 7.364, poco menos del doble en 12 años. Sin embargo, en relación con el país, este puerto todavía conservaba su fisonomía propia, ajena a la realidad y el ajetreo de los grandes centros urbanos o a la marginalidad y el olvido de los pueblos rurales del valle central del país en la época.

    En 1907 comenzaría a tenderse la vía férrea que conectaría Puerto Montt con la ciudad de Osorno y, aunque terminada el 15 de octubre de 1911, no fue hasta el año siguiente que entró en funcionamiento; primero transportado pasajeros y luego, en 1913, también carga.

    Luego de su conexión ferroviaria con el centro del país en 1911, se produjo una nueva expansión de los límites urbanos de Puerto Montt con la formación de nuevas poblaciones originadas por la intensa migración campo ciudad que caracterizó el período. En 1929 comenzaron a realizarse las obras de relleno de la bahía que encierra Puerto Montt. Buena parte del cerro Miramar sirvió de material de relleno y nivelación de las defensas. Hacia 1934 las faenas de construcción del malecón se extendían por dos kilómetros desde la estación de ferrocarriles hasta el puerto de Angelmó, ganándole al mar una buena franja de terreno. Como reflejo de este proceso de urbanización moderada se construyeron las primeras poblaciones en la parte alta de la ciudad.

    Hacia 1950 la ciudad contaba con 27.500 habitantes y vivía un proceso de crecimiento y urbanización acelerado producto de su función como enlace con los territorios de Aysén y Magallanes. En consecuencia, la fisonomía de los sectores planos de Puerto Montt cambió notablemente tanto por la edificación de nuevas construcciones como por el deterioro de otras. Frente a la Escuela Nº 1, se construyó el Mercado de la Rampa y las dársenas de abrigo y refugio para las embarcaciones pequeñas (demolidas y rellenadas en 1976 para construir el actual terminal de buses). El terremoto de 1960, el sismo más intenso registrado en la historia, impactó profundamente en toda la región estudiada y en especial la fisonomía de sus centros urbanos, puesto que su onda destructiva arrasó con ciudades completas. Por otra parte, como consecuencia de la industrialización nacional e internacional y la introducción de mejores medios de transporte, paulatinamente una serie de profesiones y oficios desaparecieron del paisaje urbano. Atrás quedaron los talleres del zapatero, el sastre, el talabartero, el herrero, las lavanderas y los antiguos almacenes y casas comerciales locales. En este sentido, progresivamente, Puerto Montt dejaba atrás su fisonomía de pequeña caleta limpia y ordenada, construida con un estilo arquitectónico en madera característico, y se proyectaba como un centro urbano y portuario de importancia nacional.

    La reestructuración económica iniciada en el país a mediados de la década de 1970 significó un notable crecimiento urbano y demográfico de Puerto Montt. De acuerdo con el censo del año 2002 el área urbana de Puerto Montt concentraba 155.895 habitantes. Actualmente, Puerto Montt, capital de la región de los Lagos, se proyecta como una de las ciudades puerto más importantes del país. Como vía de comunicaciones hacia los territorios australes, como centro de operaciones turístico, o bien como puerto de embarque para la exportación de astillas de bosque nativo o chips, salmones y otros productos del mar, la ciudad ha adquirido un rol central en el desarrollo económico del sur de Chile.

    Durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, unas 90 familias apoyadas por el diputado socialista Luis Espinoza ocuparon el 4 de marzo de 1969 terrenos no habitados pertenecientes a la familia Irigoin con el objetivo de establecer futuras viviendas. La madrugada del 9 del mismo mes, 200 carabineros ingresaron al terreno para iniciar el desalojo ordenado por el ministro del Interior Edmundo Pérez Zujovic. Como resultado de la represión policial, perecieron diez ocupantes, entre ellos un niño de nueve meses, y otros 50 pobladores resultaron heridos, acontecimiento que se conoce como la Masacre de Puerto Montt.

Geografía
    Puerto Montt se localiza en el final de la depresión intermedia, la que se hunde en el seno de Reloncaví dando lugar a la Patagonia chilena; al oeste limita con la Precordillera.

Clima
    El clima de Puerto Montt es oceánico, con precipitaciones abundantes y constantes, temperaturas suaves, de escasa oscilación anual y diaria. La ciudad carece de una estación seca, ya que si bien entre los meses de octubre y abril las precipitaciones disminuyen, superan los 60 mm. En invierno, las temperaturas mínimas son de 0 a 6 °C e incluso bajar de los -5 °C, con una mínima absoluta registrada de -13 ° C y las máximas de 8 a 12 °C, por su parte, en verano las mínimas rodean los 8 °C y las máximas templadas de 20 °C a 27 °C, incluso en ocasiones superan los 31 °C.


Transporte terrestre
    Puerto Montt cuenta con un terminal de buses de 32 000 metros cuadrados dividida en tres sectores destinados para distintos viajes: inter-regionales con destinos hacia Valparaíso, Santiago, Curicó, Talca, Concepción, Temuco, entre otras; una división de recorridos rurales y otra destinada a minibuses de acercamiento con recorridos menores a 70 km. Abre a las seis de la mañana y cierra a medianoche.

    La brillante "idea-política" de introducir buses con el fin de ser el eje central de comunicaciones en la región y el país, ha quedado claramente demostrado no ser los medios de transportes bases que el país necesita. El remplazo del tren ha significado un negativo impacto, un costo y efectos aún no hecho público, costo que pagan los consumidores de la Región. Los buses en remplazo del tren, de ninguna ha significado un progreso para la región, el costo y los efectos que han significado impacto en el turismo el medio ambiente y la económica de pequeños empresarios en toda la región, muy negativo.

A mediados del siglo XX se difundió la errónea idea según la cual los trenes (y con ellos el ferrocarril) eran un sistema de transporte "obsoleto" que pronto sería reemplazado por el automóvil y por el avión. La refutación de tales ideas quedó de manifiesto en la primera crisis de la energía de los años 70: un tren tradicional puede transportar con mayor velocidad y seguridad así como con menos gastos energéticos a más gente que varios automóviles o que varios autobuses (el menor gasto energético se explica fácilmente: un tren con solo un sistema de tracción motriz puede transportar la carga de varios camiones o buses que utilizan —cada uno— tracciones por separado). En cuanto a la competencia con el tráfico aéreo, la misma casi no existe si de cortas y medianas distancias (hasta aproximadamente 1000 km) se trata al haberse incrementado la velocidad de los trenes y al haberse congestionado peligrosamente el espacio aéreo (principalmente en la Europa Occidental, Estados Unidos, Japón y sus adyacencias).

En Suiza se ha propuesto un sistema llamado Swissmetro, una especie de trenes de cercanías "alejadas". Se trataría de trenes de Alta Velocidad que circularían por dos túneles paralelos (ida y retorno) con la particularidad de que el aire dentro de ellos circularía a una velocidad semejante a la de los trenes (también con ida y retorno), lo que eliminaría el rozamiento, con gran ahorro de energía. En un principio se pensó en poner trenes de levitación magnética, pero luego se cambió a trenes de alta velocidad normales para que pudieran circular trenes internacionales por las mismas vías.

Los trenes generan 50 veces menos CO2 que los aviones y 40 veces menos que los automóviles.




Comparte
Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Chile

2017-04-25 Consejo de la Cultura celebra Día del Libro con presentación de campaña Aquí se lee
2017-04-16 La respuesta de Bachelet a los reos de Punta Peuco que piden indulto
2017-04-14 ME-O: El socialismo se convirtió en un especulador de encuestas
2017-04-14 Douglas Tompkins, las teorías de la conspiración y la posverdad
2017-04-07 CHILE DA OTRO PASO CAMINO HACIA NUEVA CONSTITUCIÓN

10 películas de culto del cine chileno que puedes ver gratis en la Cineteca Online
Chile | Cine
Bajo el título Cineteca Online, esta sala de cine virtual alberga casi 250 títulos de cine chileno de distintas épocas y en diversos formatos. “Tenemos registros muy tempranos, desde 1903 en adel...

Ultimas Noticias

xxx
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
El derecho a la autodeterminación de los pueblos indígenas en América Latina
Estocolmo | Actividades
El Instituto de Estudios Latinoamericanos les invita a un seminario abierto.
El derecho a la autodeterminación de los pueblos indígenas en América Latina...