Tweet Estocolmo.se
El archipiélago de la discordia


Argentina | Conflicto
Publicada:2018-04-03
Por Agencias

Este 2 de abril se cumplió el 36 aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas. Un día como hoy las tropas argentinas desembarcaron en las costas de estas islas dando inicio a la operación Rosario





En las entrevistas con Sputnik los analistas abarcaron el tema de la ayuda soviética a Argentina durante el conflicto y de una posible guerra a dos frentes, con Chile luchando del lado del Reino Unido. También reflexionaron sobre las condiciones en las que Buenos Aires podría haber ganado.

Asimismo, los especialistas discutieron las razones de la derrota de Argentina y vaticinaron cuál podría ser el futuro del archipiélago.

Este 2 de abril se cumplió el 36 aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas. Un día como hoy las tropas argentinas desembarcaron en las costas de estas islas dando inicio a la operación Rosario

El Reino Unido tomó desprevenidos a muchos al enviar sus fuerzas armadas a este lejano archipiélago. Los militares británicos cubrieron la mitad del planeta para retener el control sobre estas tierras.

La guerra duró 73 días y culminó con la victoria de Londres. El conflicto se cobró la vida de 255 soldados británicos y 649 argentinos. Asimismo, el Reino Unido perdió 8 buques y 34 aeronaves, mientras Argentina se quedó sin 6 buques y 47 aeronaves.

Las islas Malvinas siguen bajo el control del Reino Unido hasta hoy.

Londres afirma que las Malvinas forman parte de su territorio legítimo alegando que la población de estas islas se considera parte del pueblo británico.

También recurre a los resultados del referéndum sobre la soberanía de las Malvinas de 2013, en el que el 99,8% de los votantes se mostraron a favor de seguir siendo parte del Reino Unido.

Buenos Aires reclama la soberanía sobre el archipiélago, exige su transferencia y lo considera parte integral e indivisible de su territorio. El reclamo argentino está ratificado en la Constitución argentina.

¿Ayudó la URSS a Argentina en su guerra contra el Reino Unido?

La Fuerza Aérea argentina desempeñó sus tareas concienzudamente porque lograron hundir varias naves. No debemos olvidar que la Unión Soviética se puso del lado de Argentina, que en aquel entonces era un país anticomunista, si bien esto suena bastante paradójico", relató Martínov.

"Y ahora es bien sabido ya que la Fuerza Aérea argentina recibía información de los satélites de la URSS. Sin esta ayuda, los militares argentinos no habrían logrado encontrar la escuadra británica", declaró.

Es un ejemplo típico de la Guerra Fría, la única diferencia es que los lados se cambiaron un poco. Argentina jugó a dos bandas, señaló el experto.

"Argentina nos ayudó luego cuando el presidente estadounidense Carter anunció el embargo a los suministros de trigo a la Unión Soviética. El régimen militar argentino no lo hizo y vendió a la URSS la cantidad necesaria de trigo", indicó Burliái.

El exdiplomático señaló que las partes cooperaron pese al hecho de que el Partido Comunista argentino estuviera prohibido por las autoridades de Buenos Aires.

"Si bien el Partido estaba prohibido, no hubo represiones a gran escala contra sus miembros. Esta situación fue bastante contradictoria", reiteró.

"En aquellos tiempos, la Unión Soviética prestó apoyo político y moral a Argentina. Moscú no tuvo miedo de manifestar su posición. La URSS pasó a Buenos Aires los datos de satélites", confirmó Astájov.

El exembajador lamentó que Moscú no pudiera ayudar militarmente a Argentina en aquella situación.

La información sobre el apoyo soviético a Buenos Aires en su guerra contra el Reino Unido está confirmada en el libro del famoso periodista ruso Serguéi Briliov, Fidel, Fútbol y Malvinas.

El autor habló con numerosas fuentes militares que confirmaron el hecho en entrevistas con él. Entre ellos, un general de la KGB, Nikolái Leónov, quien reconoció que la URSS "había entregado a Argentina varios documentos de inteligencia espacial".

¿Podría Argentina haber salido victoriosa en las Malvinas?
"Buenos Aires habría tenido posibilidades de vencer al Reino Unido en esta guerra si el entonces líder del país, Leopoldo Fortunato Galtieri, hubiera sido un poco más inteligente, si hubiera enviado a soldados profesionales y no a novatos", dijo el experto.Borís Martínov, Especialista en América Latina.

El Gobierno argentino sentía la amenaza a su existencia de ahí que decidiera mejorar su imagen.

El Gobierno de Thatcher tampoco era popular en aquella época. En esta situación ambas partes querían aprovechar una pequeña guerra victoriosa, relató.

"Incluso si Argentina hubiera ganado esta guerra, los militares de todos modos habrían tenido que pasar el control sobre el país a las fuerzas democráticas, algo que ya estaba pasando en toda la región", puso de relieve.

No obstante, en caso de que hubiera ganado la guerra, esta transición habría tenido menos efectos negativos para los militares y no los habría llevado a la cárcel, profundizó.

La derrota del Reino Unido en este caso habría resultado en la destitución del Gobierno de Thatcher. En este caso todos se habrían olvidado de la entonces primera ministra hace mucho tiempo, destacó Martínov.

El exembajador ruso en Argentina, Evgueni Astájov, por su parte, opina que esto habría sido imposible.

"Argentina no tuvo ninguna posibilidad de ganar esta guerra. Esta fue una lucha entre dos fuerzas que juegan en diferentes ligas. Los argentinos son un pueblo valiente que puede luchar hasta la última gota de sangre, pero en aquella guerra no tuvo ninguna posibilidad desde el punto de vista técnico-militar", dijo.

¿Guerra a dos frentes?
Los rumores sobre la posible cooperación entre Chile y el Reino Unido durante el conflicto de las Malvinas han circulado desde el inicio de la guerra.

En aquel entonces las relaciones entre Santiago y Buenos Aires eran muy complicadas a causa del litigio en cuanto a la soberanía sobre unas islas en el canal de Beagle, al sur del archipiélago de Tierra del Fuego.

Varios expertos incluso afirman que los dos países se encontraban al borde de una guerra y se estaban preparando activamente para ella.

El exoficial de la inteligencia británica, Sidney Edwards, publicó en 2014 su libro My Secret Falklands War (Mi guerra secreta de las Malvinas) en el que afirmó que Santiago cooperaba con Londres y agregó que la contribución chilena fue clave para que las tropas británicas consiguieran la victoria.

En su entrevista a Sputnik Borís Martínov comentó el asunto.

"Leopoldo Galtieri fue una persona de miras estrechas. Se metió en esta guerra al dejar cabos sueltos. En aquel entonces tuvo problemas con Chile sobre la soberanía de las islas en el canal de Beagle", dijo.

"Entonces casi todos los países de América Latina apoyaron a Argentina en su litigio justo contra el Reino Unido por las Malvinas, salvo Chile. Chile tenía unas relaciones muy complicadas con Buenos Aires. Buenos Aires tenía las manos atadas", subrayó.

Según el catedrático, la Armada de Argentina no hacía nada en la guerra en el Atlántico Sur ya que estaba preparándose para responder al ataque chileno.

"Está oficialmente confirmado que Argentina no tuvo ninguna otra opción que luchar con la mitad de su potencia", reiteró.

Tanto Chile como Argentina se estaban preparando para entrar en una guerra, explicó.

"En tal situación Buenos Aires habría luchado a dos frentes. Argentina simplemente no quería que Chile se convirtiera en un país bioceánico", puntualizó.

"En caso de una guerra hipotética entre Chile y Argentina lucharían dos países que tendrían potencias militares comparables. Sin embargo, después de que Argentina aceptara la entrega de estas islas a Chile, este último empezó a apoyar las reclamaciones territoriales de Buenos Aires sobre las Malvinas", expuso Martínov.

¿Por qué Argentina perdió la guerra?
"No se trata del retraso técnico-militar de las Fuerzas Armadas argentinas. Buenos Aires simplemente no esperaba que el Reino Unido fuera a la guerra. Argentina, en esencia, envió a tropas no preparadas. Fue un gran error cometido por el general Galtieri", adelantó el experto.

"Leopoldo Galtieri esperaba que Estados Unidos permaneciera neutral en este conflicto y no interviniera en él. Asimismo, esperaba que al Reino Unido le faltaran fuerzas para enviar una escuadra rumbo al fin del mundo [en referencia a las Malvinas]", dijo.

En esta situación Washington encaró un dilema extremadamente difícil, cuando tuvo que elegir entre dos aliados. La Casa Blanca, como era de esperar, eligió al más influyente y más importante para ellos, es decir, al Reino Unido, detalló.

"La situación no cambiará ni siquiera a largo plazo, a no ser que Argentina se convierta en una potencia militar, comparable con el Reino Unido o Estados Unidos, pero es poco probable en los 50 años venideros. Nadie entrega su presa, especialmente si se trata del Reino Unido. Londres reconoce solo la ley de la fuerza"En aquel entonces, el Gobierno de Thatcher era uno de los más activos en el continente europeo en cuanto al emplazamiento de los misiles de medio alcance, en el marco de los eventos de la Guerra Fría. Todos estos eventos se realizaban paralelamente, explicó el entrevistado.

"En este caso, para Estados Unidos era más importante apoyar a su aliado de la OTAN. En principio, imitaba su neutralidad, pero luego se puso del lado de Londres y lo apoyó tanto con dinero como con logística", indicó Martínov.

El Reino Unido tiene una experiencia enorme en guerras coloniales, explicó el exembajador ruso en Argentina, Evgueni Astájov.

"En aquellos tiempos, la Unión Soviética prestó apoyo político y moral a Argentina. Moscú no tuvo miedo de manifestar su posición. La URSS pasó a Buenos Aires los datos de satélites", confirmó Astájov.

"Para el Gobierno de Galtieri era necesario salir victoriosos en una guerra patriótica para solucionar sus propios problemas internos. Tanto Galtieri como Thatcher luchaban en esta guerra por el honor de la nación, recordó el diplomático.

Estados Unidos apoyó al Reino Unido puesto que ambos países forman parte de la civilización anglosajona, dijo. Sin embargo, Washington pagó un alto precio por su apoyo a Londres, adelantó.

"Al ayudar al Reino Unido, Washington enterró para siempre su influencia moral y política en América Latina", proclamó.

EEUU todavía cuenta con cierta dominancia financiera en la región, pero ya no puede dar órdenes a los países latinoamericanos, detalló.

En aquella guerra, el Reino Unido ganó gracias a la fuerza militar bruta, concluyó Astájov.

Tres visiones respecto al futuro de las islas
"Es probable que a largo plazo Argentina tenga posibilidad de recuperar su control sobre estas islas. El tiempo está del lado de Buenos Aires. La mayoría de los países de Latinoamérica lo apoyan", declaró Martínov.

El Reino Unido aprovecha la contradicción en el derecho internacional entre el principio de la integridad territorial y el derecho a la autodeterminación, explicó.

"Varios miles de habitantes de las Malvinas tienen derecho a expresar su opinión sobre su futuro, mientras que al mismo tiempo dicen que más de dos millones de habitantes de Crimea no lo tienen", destacó.

"Cuanto menos Argentina considere que su población es europea y proclame que no es parte de América Latina, sino de Europa, tanto más rápido los argentinos recuperarán el control sobre el archipiélago", dijo Martínov.

"Argentina, igual que la mayoría de los países de América Latina, está segura de que las islas Malvinas es el último baluarte del colonialismo europeo", proclamó el exembajador Yan Burliái.

Los latinoamericanos casi unánimemente consideran que este archipiélago había sido capturado por el Reino Unido de manera expoliadora y que el derecho moral de ejercer la soberanía sobre las islas Malvinas pertenece a Argentina, profundizó.

"El Reino Unido rechaza con altivez cualquier propuesta de negociar el problema de las islas Malvinas. Pero creo que a largo plazo, el Reino Unido tendrá que entregar no solo las Malvinas, sino también Gibraltar", vaticinó el experto.

"La entrega de las Malvinas tendrá lugar tarde o temprano, y es más probable que tenga lugar más temprano que tarde", agregó.

Otro exembajador ruso en Argentina, Evgeni Astájov, se mostró menos optimista respecto al futuro de las islas.

"La situación no cambiará ni siquiera a largo plazo, a no ser que Argentina se convierta en una potencia militar, comparable con el Reino Unido o Estados Unidos, pero es poco probable en los 50 años venideros. Nadie entrega su presa, especialmente si se trata del Reino Unido. Londres reconoce solo la ley de la fuerza", lamentó.

"Pero los argentinos nunca aceptarán el dominio del Reino Unido sobre estas islas", argumentó.


Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Argentina

✅ Argentina y sus crisis
✅ Hipótesis sobre el ARA San Juan
✅ Armada Argentina: No tenemos ningún indicio de que haya habido un ataque exterior al submarino
✅ Queremos que nos escuchen: la Villa 31, un barrio de Buenos Aires que rebosa fuerza colectiva
✅ A la Bullrich, su pasado la condena

Te puede interesar!



Miguel Díaz-Ca...


¿Y si revelamo...


Pto.Montt: Escu...




El origami triu...


China compite p...


La realidad no ...

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel