ESTOCOLMO.SE
Italia alza la voz contra los atentados en Eurovisión 2018, Non mi avete fatto niente

Italia | Música
Publicada:2018-05-21
Por Agencias

Emal Meta y Fabrizio Moro ganan el Festival de Sanremo con Non mi avete fatto niente





Sanremo 2018, en la que veinte intérpretes han competido por conseguir el primer premio del mítico festival italiano.

El ganador del Festival di Sanremo se ha elegido a través de dos rondas de votación: en la primera fase, un sistema mixto compuesto por el voto de la audiencia (50%), un jurado experto (20%) y la prensa acreditada (30%) ha determinado el top3 del concurso, por lo que los resultados del 4º al 20º puesto se han hecho públicos:

Italia ha vivido uno de los acontecimientos más importantes del año con la celebración de la LXVIII edición del Festival de San Remo, el cual ha servido también para elegir al representante transalpino para el Eurovisión que se celebrará en Lisboa los días 8, 10 y 12 de mayo.

El Festival de San Remo se divide en cinco noches de competición y dos categorías -Campioni, en la que se elige al abanderado italiano en el eurofestival, y Nuove proposte-en las que los votos de cada una de las veladas que lo componen, totalizan para la decisión final. En la gran gala del sábado, la decisión final correspondía en un 30% a la prensa especializada, un 20% al jurado experto, y el 50% restante, al televoto.

Tras las votaciones, los que venían sonando como favoritos desde el inicio del concurso, Ermal Meta y Fabrizio Moro, se hicieron con el triunfo con su canción "Non mi avete fatto niente" (No me has hecho nada) en la superfinal del mismo por delante de la otra gran favorita a la victoria, Annalisa, con su tema "Il mondo prima di te" y el grupo Lo Stato Sociale, con "Una Vita in Vacanza".

Alto nivel en Italia
Desde su regreso al Festival de Eurovisión en el año 2011 cuando lograron una segunda posición con el "Madness of Love" de Raphael Gualazzi, Italia ha conseguido estar prácticamente siempre en la parte izquierda de la tabla de clasificación. El año pasado con Francesco Gabanni y su "Occidentali´s Karma", el país de la bota partía como gran favorito al triunfo final pero acabó cosechando un también valioso sexto lugar.

Ante más de doce millones de espectadores, Italia eligió el pasado fin de semana a sus representantes oficiales en Eurovisión 2018. Durante el famoso Festival de Sanremo se pudieron escuchar ritmos y estilos de lo más dispares, por no mencionar la participación de artistas invitados como Laura Pausini, Biagio Antonacci o Giorgia.

Sin embargo, la selección del candidato de este año entraña una doble sorpresa. La primera, porque finalmente será un dueto quien interprete la canción seleccionada; y segunda, porque el tema es un homenaje a las víctimas de los atentados terroristas en el mundo y un rechazo absoluto a la violencia y al terror. Non mi avete fatto niente (No me ha habéis hecho nada) ha llegado al corazón de los eurofans y cuenta actualmente con más de tres millones y medio de reproducciones.

Pese a que la canción estuvo a punto de ser eliminada tras ser acusada de plagio, finalmente Ermal Meta y Fabrizio Moro continuaron con su candidatura y lograron interpretar esta reivindicativa canción sobre el escenario de Sanremo. A través de su letra encontramos afirmaciones como “todo va más allá de vuestras estúpidas guerras” en alusión a los verdaderos motivos que esconden estos graves incidentes.

Están orgullosos de representar a Italia en Eurovisión con esta canción y están disfrutando al máximo de esta experiencia, sin hacer mucho caso a las posiciones o a las apuestas, a pesar de que están entre los favoritos. 

Para ellos lo más importante es que su mensaje llegue a los más de 200 millones de personas que verán la gran final el próximo 12 de mayo. Por eso durante su actuación los espectadores podrán ver en la pantalla la traducción de la letra hasta en 15 idiomas. 

En Eurovisión 2018 Italia ha conseguido la quinta posición gracias a los votos del público, que le ha llegado el mensaje contra el miedo y el terrorismo de Non mi avete fatto niente.