Publicada:2018-12-03

Teorías sobre el color

Mundo | Ciencias y Tecnología
Por Agencias

El color, como tal, no existe, solo es una percepción, la interpretación que el cerebro hace de las señales nerviosas que le envían los ojos. El cerebro "sabe" colorear y, por eso, vemos el mundo de colores.





Estudio del color
El color, como tal, no existe, solo es una percepción, la interpretación que el cerebro hace de las señales nerviosas que le envían los ojos. El cerebro "sabe" colorear y, por eso, vemos el mundo de colores.

¿Qué es el color? Según Sir Isaac Newton, es una sensación que se produce en respuesta a una estimulación nerviosa del ojo. Este estímulo es causado por los rayos de luz y por las longitudes de onda que lo componen.

Cualquier superficie iluminada absorbe unas ondas de la luz y refleja otras. El ojo (en realidad, "los bastones y conos de la retina") capta esas ondas reflejadas y las envía al cerebro, que interpreta cada longitud de onda como un color distinto. Pero el ojo sólo es capaz de percibir colores a partir de cierta cantidad de luz. Por debajo de esa intensidad solo distingue monocromo, o nada.

La interpretación del color es parte de nuestro sentido de la vista y, como tal, único y particular. Al no existir ojos ni cerebros iguales, cada ser humano ve los colores de un modo diferente, aunque muy similar si no sufre ninguna anomalía de la visión. Aquí puedes consultar cómo funciona el ojo humano.

En éstas páginas hablaremos qué es el color, por qué existen los colores, su historia, por qué los objetos son de un color y no de otro... hablaremos de colores primarios, secundarios y terciarios, y conoceremos cuáles son las diferencias que existen entre los colores pigmento o los colores luz.

Historia del color
El color ha existido desde el origen del universo, pero no siempre se ha pensado y opinado lo mismo sobre él, sobre su origen o sobre su composición. Con historia del color nos referimos a la evolución del concepto y definición del color a lo largo de la historia.

El color nos produce sensaciones, sentimientos y emociones. Induce diferentes estados de ánimo, transmite mensajes, expresa valores, situaciones... y, sin embargo, no existe más allá de nuestra percepción visual.

El color ha sido estudiado, por científicos, físicos, filósofos y artistas. Cada uno en su campo llegó a diversas conclusiones que, en ocasiones, fueron buenos puntos de partida para posteriores estudios y para todo lo que hoy sabemos del color.

estocolmoRetrato de hombre yámana. Punta Remolino, costa norte del Canal Beagle, Tierra del Fuego. Fotografía de Martín Gusinde. 1919- 1922.
Hace, al menos, 35.000 años que nos expresamos mediante colores. Nuestros antepasados se maquillaban y decoraban sus cuevas. En las pinturas rupestres se usaban pocos colores: rojos, ocres y negros, que se obtenían de carbón vegetal y algunos minerales, mezclados con grasa animal o resinas vegetales. ¡Qué guapas, qué guapos y qué chula la cueva! Nadie se hacía preguntas, ¿para qué?

Primeras teorías sobre el color
Y llegaron los filósofos. Aristóteles sentenció que todos los colores se forman con la mezcla de cuatro básicos. Eran los colores de la tierra, el fuego, el agua y el cielo, es decir, los elementos químicos de la antigüedad. Además, otorgó un papel fundamental a la incidencia de luz sobre los objetos.

Aristóteles (384 – 322 A.C.) Aristóteles, no estaba tan interesado en la percepción del color ni las propiedades de la luz, sino más bien en la transparencia, y de cómo los objetos son transparentes y se percibe su color según su grado de transparencia donde el blanco es la máxima transparencia y el negro lo opuesto. Su forma de abordar este tema tenía que ver con la percepción en conjunto de los sentidos en relación a los elementos naturales: fuego, tierra, agua y aire. Propone siete colores básicos que se relacionan directamente con las siete notas musicales.

Platón (427 – 347 A.C.) Platón postulaba que en el proceso intervenían tres fenómenos simultáneos. Al primero llamaba Llamas o Fuego que emanaba del propio objeto. El segundo es la Llama que emana de nuestros ojos al ver algo, a este lo llamo Flujo Visual, estos dos elementos se ven influenciados por un tercero que es la Luz. El cruce de los tres produce la visión de los colores. La Luz en este caso es un elemento más y no es determinante ni el más importante, como lo entendemos hoy. Platón distingue un espectro de diez colores más el negro, el blanco y el “brillo”. La posibilidad de ver más blanco o negro depende del tamaño y espacio entre las partículas del llamado Fuego del objeto. Los objetos blancos despiden menor cantidad de partículas mientras que el negro despide más. Según este principio solo veríamos estos dos colores, pero Platón explica que no es solo blanco o negro como un color en sí sino que los colores se dirigen más al blanco según su brillo, o al negro según su saturación.

Isaac Newton (1643 – 1727) Newton oscureció una habitación creando solo un agujero redondo pequeño para permitir el paso de la luz solar y así poder controlar un rayo, luego lo hizo pasar por un prisma obteniendo la descomposición de la luz en una serie de colores. No fue el primero en descubrir este sistema pero si fue el primero en analizar y experimentar con este rayo para poder comprender que los colores no eran propiedad de los elementos o los objetos sino puramente cualidades de la luz. Descubrió también que la posición del prisma, el ángulo o su formación permitía ver determinados colores, y que estos se originan a partir de su capacidad de ser refractados, donde el rojo se refracta menos y el violeta más. Sus experimentos consistían por ejemplo en proyectar diversos colores que sin importar los elementos externos siempre eran los mismos. Así es como observa que la luz natural está formada por luces de seis colores, cuando incide sobre un elemento absorbe algunos de esos colores y refleja otros. Con esta observación dio lugar al siguiente principio: todos los cuerpos opacos al ser iluminados reflejan todos o parte de los componentes de la luz que reciben. Por lo tanto cuando vemos una superficie roja, realmente estamos viendo una superficie de un material que contiene un pigmento el cual absorbe todas las ondas electromagnéticas que contiene la luz blanca con excepción de la roja, la cual al ser reflejada, es captada por el ojo humano y decodificada por el cerebro como el color denominado rojo.

 Thomas Young (1773 – 1829) Propuso que los colores no dependen del ángulo del prisma ni del ojo humano, sino que sino que se desplazan con una frecuencia y una vibración determinada. Estas ondas al hacer contacto con el ojo producen tres conos que en definitiva son los que nos hacen percibir tres colores esenciales o primarios, de los cuales al combinarlos se obtienen todos los colores del espectro visible.

Actualmente está comprobado que en la retina existen dos tipos de células que nos permiten ver los colores, una de ellas no tiene variación y nos permite ver en la oscuridad, mientras que la otra se divide en tres tipos diferente de conos que nos permiten ver verde, rojo y azul, al viajar las ondas a tu ojo estimulan indistintamente los conos respectivos y estas envían una señal a tu cerebro donde se activa el color que estás viendo, que puede ser la señal de un solo cono o de más de uno.














Comparte


sharethis-button



Noticias relacionadas de Mundo

✅ El color en el arte
✅ Color by Numbers Stockholm
✅ Los narcisistas, los psicópatas y los sádicos tienen algo en común: un núcleo oscuro subyacente
✅ El W3C ha avanzado la autenticación web
✅ Producción de biocombustibles que utiliza dos especies de algas marinas y hongos del suelo

Te puede interesar!

AMLO rompe con ...
Estos son los c...
Detenido un mi...


¿El ensayo de ...
China, en camin...
La realidad no ...

Buscador



Aquí puedes buscar otros artículos de Alberico Lecchini, Marisol Aliaga, Víctor Montoya, Gutemberg Charquero, Javier Claure C. y Jorge Majfud con fecha - nombre del artículo- o bien del autor.

Anuncio google
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
logo Punto Final

logo El Periodista