Publicada:2018-12-03

El color en el arte

Mundo | Arte
Por Agencias

El color que se emplea en el Arte no solo tiene una química peculiar. También tiene unas tradiciones históricas, una psicología, unos prejuicios, una semiótica



“Bacco y Ariadna”, Tiziano, 1520-23. Un buen ejemplo extensivo de la paleta veneciana del pintor.(recortado)


El color que se emplea en el Arte no solo tiene una química peculiar. También tiene unas tradiciones históricas, una psicología, unos prejuicios, una semiótica, una religiosidad y un misticismo. Los colores en el Arte, con todas esas características, crean un mundo viviente. Cuando se estudia profundamente el color y se medita sobre él, cosa que ocurre entre los restauradores sobre todo, uno siente como que la obra apenas hubiese salido del taller del artista o se hubiese pintado ayer en esa pared. Esto es porque el paso de la pintura a la paleta, de esta a la tela o la tabla, es visible a través de las pinceladas.

El color desde el Renacimiento

estocolmo“La Madonna Benois”, 1475-78, Leonardo da Vinci

La química ha ofrecido a los pintores colores nuevos y mejores. Cuando Tiziano se aprovechó de la posibilidad de trabajar por primera vez con los pigmentos que desembarcaban en los puertos venecianos para cubrir sus telas de suntuosos rojos, azules, rosas  y violetas, Miguel Ángel se dio cuenta que era un pecado no enseñar a los venecianos a dibujar mejor.

En cambio, la Madonna Benois (1475-78), de Leonardo da Vinci, que no estaba en contacto aún con ese emporio de colores, muestra resultados también muy ricos pero con una gama de colores saturados. Sin embargo, también hubo detractores de los avances como Plinio en el siglo I. Este autor lamentaba el influjo de los nuevos pigmentos brillantes que llegaban desde Oriente y que según él, corrompían los austeros esquemas de color que Roma había heredado de la Grecia Clásica.



Leonardo Da Vinci (1452 - 1519) definió al color como algo propio de la materia. Confeccionó la siguiente escala de colores básicos: primero el blanco como el principal, ya que permite recibir a todos los demás colores; después el amarillo para la tierra, verde agua, azul cielo y rojo fuego. Por último, el negro para la oscuridad, ya que es el color que nos priva de verlos a todos. Con la mezcla de estos colores obtenía todos los demás, aunque también observó que el verde podía surgir de una mezcla. Habla por primera vez en la historia de los colores primarios y secundarios.

Wassily Kandinsky dijo que “el color es un medio para ejercer influencia directa sobre el alma: el color es la tela, el ojo el macillo, y el alma es el piano con sus cuerdas”. A modo de herramienta, el pintor ruso tomó el color como un vehículo en el que montaba para conducirse al destino indicado, ya sea con él sobre el propósito o para crearlo en otros, disponible a la vista. Es un medio dijo, un mecanismo para ejercer influencia. Porque surgen inclinaciones de ellos, debates, choques, cruces, cual relación humana y espontánea entre ellos mismos dependiendo cómo se relacionen, se miren, se mezclen o respeten. Del color nacen los torbellinos y la quietud, la prolijidad geométrica y la aleatoriedad de la mancha, del color nacen sugerencias.

¿Quién es ese loco vestido como un espantapájaros, que va por los campos con un atillo de telas bajo el brazo, y una bolsa llena de lápices y pinceles?”, se preguntaba la gente.

Aquel pintor era Vincent Van Gogh. Vincent tenía una única y verdadera maestra: la Naturaleza, que le instruía sobre las luces, las sombras, las formas y los colores. Tenía un único admirador: su hermano Theo.

Hoy, ese loco es uno de los pintores más famosos del mundo.

PLOMO EN LA TÉCNICA PICTÓRICA DE VAN GOGH
Van Gogh, por su factura de pintar a base de empastes, se valía de colores con alto contenido en plomo como el blanco de plomo (carbonato de plomo) en las mezclas, o los amarillos de cromo (cromato de plomo). Estos pigmentos son muy tóxicos en la pintura al óleo; su utilización entraña riesgo de saturnismo. Durante el periodo holandés el blanco de plomo ("flake white" o "blanc dargent") formará parte de la paleta del artista  y de sus listas de pedidos, en cantidad doble y en tubos gruesos; proporcionándole vigorosas pincelas de textura cremosa.  Y por oscurecer las mezclas, el tenebrismo que caracteriza esta etapa. Y aunque Van Gogh, en Arles, obtiene una paleta más luminosa con el blanco de zinc en las mezclas, seguirá utilizando el de plomo para imprimar las bases, o como empastamiento de albayalde  para dar firmeza a los primeros planos. El pintor holandés expresaría con los amarillos de cromo su entusiasmo por el paisaje arlesiano bajo el sol del Midi, que compara con el Japón.  Estos amarillos figurarán

constantemente en sus listas de pedidos, hasta el final de la carrera artística.
Pocos pintores podrán hoy concebir esa pasión desinteresada por el arte, para el que vivió y por el que, en definitiva, murió el genial holandés. En las últimas líneas de la carta que poseía el artista en su lecho de muerte, al referirse a su oficio se lee: "por él arriesgo mi vida, y mi razón, destruida a medias. Pero no quiso arriesgar más,y tomó la trágica decisión de poner punto final a una vida llena de color y tormento.



Comparte


sharethis-button



Noticias relacionadas de Mundo

✅ Color by Numbers Stockholm
✅ Teorías sobre el color
✅ Los narcisistas, los psicópatas y los sádicos tienen algo en común: un núcleo oscuro subyacente
✅ El W3C ha avanzado la autenticación web
✅ Producción de biocombustibles que utiliza dos especies de algas marinas y hongos del suelo

Te puede interesar!

AMLO rompe con ...
Estos son los c...
Detenido un mi...


¿El ensayo de ...
China, en camin...
La realidad no ...

Buscador



Aquí puedes buscar otros artículos de Alberico Lecchini, Marisol Aliaga, Víctor Montoya, Gutemberg Charquero, Javier Claure C. y Jorge Majfud con fecha - nombre del artículo- o bien del autor.

Anuncio google
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel
logo Punto Final

logo El Periodista