Chile | Arquitectura Social

La represión de las fuerzas de seguridad de Chile deja muertos y cuerpos rotos


Por Agencias
Publicada:2019-11-25

El número de manifestantes es tan alto que los observadores de derechos humanos concluyen que la carnicería es el resultado de una estrategia deliberada.


La policía antidisturbios persigue a los manifestantes durante una protesta contra el gobierno en Santiago el 19 de noviembre de 2019. Fotografía: Claudio Reyes / AFP a través de Getty Images
La represión de las fuerzas de seguridad de Chile deja un saldo de muertos y cuerpos rotos

Al menos 23 personas han muerto en protestas antigubernamentales y 2.300 heridos, con puntajes cegados por proyectiles no letales.

Apresuradamente metiendo ropa de repuesto en su mochila, Romario Veloz salió de la casa de su madre en la ciudad de playa chilena de La Serena en la tarde del 20 de octubre para asistir a su primera protesta.

Días antes, estallaron las primeras chispas de lo que se convertiría en una tormenta de disturbios en el país sudamericano, cuando miles de personas salieron a las calles para manifestarse contra la exclusión política y la desigualdad económica, escribe el periodico ingles, theguardian.

Un estudiante de ingeniería civil y rapero de estilo libre, Veloz, de 26 años, nació en Ecuador, pero se mudó a Chile con su madre cuando tenía nueve años. Le dijo a su familia que iba a protestar para que su hija Maite, de cinco años, pudiera crecer en una sociedad más justa.

Pero a medida que la multitud se acercaba a la estación de autobuses de la ciudad, Veloz fue alcanzado por la bala de un soldado y, según testigos, nunca recuperó la conciencia. Fue declarado muerto esa noche. Otros dos manifestantes también resultaron heridos esa tarde.

Manifestantes chilenos: Estamos subyugados por los ricos. Es hora de que eso termine. (Militares chilenos se quedaron con los objetos de un manifestante que asesinaron-esto*)
"Una hora después de que se fue de casa, llegó un mensaje de un grupo de WhatsApp que decía que acababan de matar a un ecuatoriano y que sabía que era mi hijo", dijo su madre, Mery Cortez.

Poco después de que comenzaron los disturbios, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, desplegó tropas y militarizó a la policía, declarando que el país estaba "en guerra con un enemigo poderoso e intransigente".

Más de un mes después, las fuerzas de seguridad del país han sido acusadas de un catálogo de graves abusos de los derechos humanos contra los manifestantes, que incluyen tortura, violencia sexual y ejecuciones extrajudiciales.

La agitación ha dejado al menos 23 muertos y 7,000 detenidos. El Instituto de Derechos Humanos de Chile (INDH) informó que más de 2,300 resultaron heridos, de los cuales más de 1,400 sufrieron heridas de bala.

El INDH está compilando 384 casos legales contra la policía y las fuerzas armadas, incluidos seis casos de homicidio.

Mientras tanto, más de 200 personas han sufrido lesiones oculares por perdigones de escopeta, gases lacrimógenos y municiones no letales.

Los brotes de vandalismo e incendio provocado han dejado tiendas y edificios en ruinas, y más de 1.700 policías han resultado heridos.

Pero el número de manifestantes es tan alto que los observadores de derechos humanos concluyen que la carnicería es el resultado de una estrategia deliberada, dijo Claudio Nash, profesor asistente en el departamento de derecho internacional de la Universidad de Chile. "Estos no son casos aislados, y todo se puede interpretar como una malla de violaciones graves, generalizadas y sistemáticas", dijo.

El jueves, Amnistía Internacional acusó a los oficiales de llevar a cabo ataques con "fuerza innecesaria y excesiva con la intención de herir y castigar a los manifestantes". (El ministro de Defensa de Chile, Alberto Espina, rechazado los resultados del informe "extraordinariamente graves y absolutamente falsos".

“Nunca recuperé su reloj ni la cadena que siempre llevaba alrededor del cuello, y me entregaron su teléfono sin una tarjeta SIM.
Mientras tanto, la familia de Romario Veloz todavía está tratando de averiguar exactamente qué sucedió. Aunque ella ha vivido en el país durante 17 años y estaba casada con un chileno, Cortez dice que no ha sabido nada de las autoridades del país.

“Nadie me ha llamado para explicar la situación, para disculparme, para ver cómo estamos o cómo es la hija [de Romario]. Nada ”, dijo ella. "Si no fuera por las redes sociales, nunca habría descubierto lo que le sucedió a mi hijo".

En una declaración al Guardian, el ejército dijo que sus tropas habían actuado en defensa propia después de que un gran grupo de personas se acercara a una unidad del ejército, "rodeándolas y atacándolas con diferentes objetos y armas". La declaración no contenía más detalles y no escribía correctamente el apellido de Veloz.

Los testigos refutan esa versión oficial. Ulises Cortés, un estudiante de 19 años de la cercana ciudad de Coquimbo, estaba de pie junto a Veloz cuando fue golpeado.

"La marcha fue muy pacífica, pero cuando nos acercamos a un centro comercial aparecieron algunos soldados", dijo, "Algunos manifestantes comenzaron a insultarlos y de repente se arrodillaron y nos apuntaron con sus armas.

“Después de que sonaron los primeros disparos, la gente comenzó a tirar piedras. Siguieron más disparos, y fue entonces cuando Romario fue alcanzado. Debemos haber estado a más de 100 metros de distancia, por lo que no podríamos haberlos lastimado o amenazado ".

Carlos Soto, un neurólogo de 56 años que estaba entre la multitud, se apresuró a administrar RCP.

“Nunca recuperó la conciencia cuando lo tratamos, y de repente una lluvia de balas se desgarró sobre nuestras cabezas y nos arrojamos al suelo. Todo esto tuvo lugar en una marcha pacífica ”, dijo Soto.

A Cortez no se le permitió ver el cuerpo de su hijo hasta el día siguiente. "Me devolvieron su bolso, pero cuando finalmente decidí mirar dentro de la ropa, ni siquiera era la suya".

“Nunca recuperé su reloj ni la cadena que siempre llevaba alrededor del cuello, y me entregaron su teléfono sin una tarjeta SIM.


Fuente: theguardian/John Bartlett y Liam Miller en Santiago
Nota completa
*El parentesis es de estocolmo.se





Noticias relacionadas de Chile

✅ No más violaciones a los derechos humanos en Chile”, piden los laureados del Premio Right
✅ Huawei Cloud abre servicio en la región de Chile
✅ ¿Qué perspectivas después de 43 días de movilizaciones?
✅ Ley Hermógenes, para castigar el negacionismo de violacion a los DD.HH.
✅ Cuidado, cuicos: ¡NO BUSQUEN EL ODIO A LOS ROTOS!

Te puede interesar!

No más violaciones a los
Cuidado, cuicos: ¡NO BUS
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés

Chile a 46 años del Golpe”  title=”Chile a 46 años del Golpe”  border=
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu