Somos los peores en la región nórdica en salvar a las personas mayores del COVID-19
Somos los peores en la región nórdica en salvar a las personas mayores del COVID-19


Suecia | Pandemia-COVID
Publicada:2020-05-01
Por Agencias

Jan Guillou escribe en Aftonbladet: Somos los peores en la región nórdica en salvar a las personas mayores de la infección.
No hay vacuna contra la codicia y la privatización.




Por eso somos los peores en la región nórdica en salvar a las personas mayores de la infección.

No hay vacuna contra la codicia y la privatización.

Bajo el creciente argumento de los expertos sobre la estrategia de la corona sueca, no es fácil entender lo que está bien o mal. Excepto aparentemente por algunos políticos, escritores de editoriales o colegas columnistas.

Con un salto de elefante, Ebba Busch declaró que era culpa de las sossarnas (Socialdemócratas) que murieran tantas personas en Suecia que en otros países, una opinión que parece compartir la editorial de Svenska Dagbladet. Un columnista de Aftonbladet argumentó en el mejor estilo de Donald Trump que "salvas una vida cada ocho minutos si estás en cuarentena, y sería increíble si fuera cierto".

Si fuese así, extremadamente fantástico. Solo nosotros, los suecos de más de 70 años y otras personas en cuarentena hubiéramos salvado (2.500.000) dos millones quietos mil vidas en el último mes. Y este otoño, según ese cálculo, habremos salvado a toda la población de la tierra.

Un loco columnista increíblemente "crítico por la inmigración" en el SvD se quejó de que "los residentes indocumentados sin números de seguro social" sabotearon las estadísticas de muertes suecas. Aparentemente mintiendo sobre muertes subrepticias.

Cuando Donald Trump difunde ese tipo de locura durante sus sesiones diarias de dos horas en la televisión estadounidense, la intención es agitar todos los hechos para que nadie al final del día pueda culparlo.

No hay tal intención detrás del argumento sueco, para salvar la propia piel. Sin embargo, para señalar otros. La derecha culpa a los sossarnas (Socialdemócratas) , los demócratas de Suecia (SD-extrema derecha) culpan a los inmigrantes y la izquierda apunta al frenesí por la privatización.

Solamente la última alternativa me parece sabia. La izquierda tiene razón, al igual que todos los demás políticos, escritores de editoriales y colegas columnistas la derecha está equivoca.

Tome los siguientes claros ejemplos. Cuando el COVID-19 llegó al hogar de ancianos y cuidados de Serafen, la gerencia de la empresa decidió que el personal asignado para atender a los infectados tenía que trabajar con protectores bucales, gafas o viseras. El representante de seguridad ordenó una visera de protección y requirió un protector bucal (mascarilla) y una visera. La dirección de la empresa se negó y el asunto terminó en la mesa de la Autoridad del Ambiente de Trabajo de Suecia, quien estuvo de acuerdo con el representante de seguridad.

El "empleador", de la administración derechista de de la ciudad de Estocolmo y del distrito de Kungsholmen, no se rindió. Apelaron ante el Tribunal Administrativo.

¿Por qué llevar a cabo una lucha tan dura para obligar a los trabajadores de la salud a trabajar  con  los pacientes con corona sin el equipo de protección necesario? Solo hay una respuesta. El equipo de protección es un costo y los costos reducen las ganancias y las ganancias son más importantes que la salud o la vida de los profesionales de la salud.

Suecia ha fallado en un área particular en la lucha contra la corona, por lo que todos están de acuerdo. Este es uno de los pocos hechos innegables en esta discusión salvaje. Hemos sido los peores en la región nórdica en salvar a nuestros viejos de la infección.

¿Y qué separa a Suecia de Dinamarca, Noruega y Finlandia?

La atención sueca a los ancianos se privatiza en mayor medida que en los países vecinos. Lo mismo ocurre con el servicio a domicilio.

La privatización significa una menor dotación de personal, personal menos educado y mal equipado con salarios más bajos, sin pago por enfermedad si se quedan en casa por un poco de tos.

Todos estos factores están destinados a conducir a mayores ganancias. El pequeño efecto secundario es el aumento de la mortalidad.

La privatización en Suecia es un problema central para la derecha sueca. Es por eso que incluso puede recurrir a la corte para tratar de evitar que los empleados tengan derecho a un equipo de protección más simple en contacto con pacientes con corona. En el Tribunal Administrativo del Condado, con el tiempo, el gobierno de derecha de Estocolmo perderá. Pero siempre puede apelar y al menos retrasar el costo no deseado de la visera y la protección respiratoria.

La avaricia y la privatización son una situación mortal contra la cual no existe vacuna en un mundo donde las ganancias son más importantes que la vida.


Fuente: Jan Guillou/Aftonbladet


Comparte


Noticias relacionadas de Suecia

✅ Periódico británico: Suecia puede haber tenido razón todo el tiempo
✅ EL UNIVERSO DE LOS NÚMEROS

✅ Anders Tegnell epidemiólogo sueco autocrítico en nueva entrevista
✅ A veces sentimos que la imagen, la narrativa sobre Suecia no es correcta
✅ Los suecos decidieron nadar contra la corriente.

Te puede interesar!

Periódico británico: Su
El profundo salvaje: Desc
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has


Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo